10 señales de que eres “gay de closet”

gaypickup1. Atacas a otros gays que sí son “chingones”. Ya lo confesó Ricky Martin; cuando él ocultaba su homosexualidad mientras su carrera artística ascendía, participaba en el acoso contra otros gays declarados. Y es que por un lado tenemos a la presión social, que no todos son capaces de enfrentar con valor; por otro lado, los “gays de closet” tienen un claro sentimiento de “envidia” a los gays libres, pues ellos disfrutan de ser gays, son felices siéndolo, les da orgullo decirse gays y no les importa lo que otros piensen al respecto; algo que a ti, “gay de closet”… te arde.

2. Consigues una amiga sin dignidad que acepte hacerse pasar por tu novia. Es hilarante que mi basta cultura general (risas), me lleve de nuevo al caso de Ricky Martin, quien como todos sabemos utilizó a varias de sus amigas, la misma Rebeca de Alba lo aceptó. Yo tuve varios amigos que, de la forma más absurda, me presentaban a sus “novias” pero siempre estaban en antros gays y desaparecían misteriosamente luego de ligar con alguien. Chicos es obvio, no sé por qué les gusta causar lástima y ser la burla de todos ¡acéptenlo!

3. Te haces el muy macho pero eres un real “marica”. Los homofóbicos utilizan el término “marica” de forma despectiva contra los gays, sin embargo a muchos de ellos, incluyendo los gays de closet, les vendría mejor ese termino. Los “gays de closet” siempre andan en el chisme, les gusta manejar a las personas que los rodean en su enorme esfuerzo por no ser descubiertos. Una vez uno de estos individuos me acusó con el director de la escuela de haber besado a un niño en la clase de deportes, y adivinen qué, nunca tuvo los “tamaños” (ya escribí muchas malas palabras y por eso no puse “huevos”) para decírmelo de frente.

4. Tú y tu “mami” son uno mismo. Es claro que siempre estarás tras las faldas de tu mamá. De niño siempre escuché eso de los tipos abusivos mayores, la verdad más que ofenderme, sentía gran confusión. No entendía cómo ustedes que se juntaban en grupo para atacar a chicos indefensos (gays o no) de la forma más cobarde, afirmaban ser valientes. Luego, al conocer a sus madres, lo entendí, viven bajo el terrible control de sus madres y al no lograr reunir las fuerzas suficientes para cortar “el cordón umbilical”, molestan a otros seres independientes, seguros de sí mismos, de los que probablemente se enamorarían.

5. Cuando alguien sugiere que eres gay enloqueces. Cuando un hombre completamente heterosexual se enfrenta a un rumor de que es gay o a una broma que lo sugiere, no le toma importancia y hasta puede llegar a reírse de ello. Pero cuando un “gay de closet” se ve acorralado por esta situación, todos sus miedos se desatan, no soporta la idea de que alguien lo descubra y arremete contra aquellos que crearon esa “farsa” para que se arrepientan por completo de su injuria.

6. Finges la voz. Ya sé que no todos los gays son afeminados, pero a un gran porcentaje de esta “comunidad” les gusta hablar en femenino y como se dice “jotear”. Me sorprendí al encontrar que aún tengo varios amigos así. Uno de ellos cuando está en su trabajo habla con un tono muy grave y jamás pensarías que llegando a casa actúa como una “loca”. Si bien no es un comportamiento adecuado “jotear” en un ambiente de oficina, tampoco quiere decir que debas transformarte y ser dos personas totalmente diferentes. Eso de hecho es una señal de que no eres una persona de fiar.

7. Odias a los “jotos”. Eres el clásico tipo que dice todo el tiempo: “Entiendo que sean gays pero ¿por qué tienen que jotear tanto?”, bueno aquí tu respuesta: “¿Qué te importa?”. Hay gays muy varoniles y también los hay muy afeminados, ambos grupos son personas que merecen ser respetadas así como son. Pero lo que pasa, es que a los “gays de closet”, estos “maricas” o “jotos” les recuerdan contundentemente lo que están ocultando.

8. Eres un absurdo fanático religioso. Todas las creencias tienen mi respeto y cada quien es libre de creer o no en lo que quiera. Pero hay “gays de closet” que incluso van en contra de sus creencias religiosas para demostrar a toda costa que no son gays. Por ejemplo, tengo un conocido “gay de closet”, devoto católico, que asegura que lo mejor sería matar a todos esos “enfermos” (los hombres abiertamente gays). Uno de los mandamientos de su Dios prohíbe matar, y eso es sólo un punto. Pero eso sí, cuando está en la cama con uno de mis mejores amigos, lo que menos quiere es que muera. En general todas las religiones, profesan la paz y amor entre los seres humanos.

9. Frecuentas prostitutas transexuales. ¿Por qué si te gustan las mujeres, le pagas a un transexual para tener sexo? Si bien la sexualidad masculina es basta y no todos los hombres que se acuestan con transexuales son gays, hay otros que utilizan esta “rutina” para esconder su verdadero deseo: sexo con otro hombre. Los “gays de closet” piensan que éste es el escondite ideal, pues es socialmente aceptable. Incluso pueden contarlo a sus amigos heterosexuales que de hecho, lo celebrarán y así no corren peligro de ser rechazados.

10. Tienes cuentas alternas en redes sociales. Con la finalidad de ligar y llevar a cabo tu vida sexual sin que nadie se entere, te ayudas de la tecnología y abres cuentas alternas en Facebook o Twitter, con un nombre y foto que te hacen ver muy distinto a tu versión heterosexual. Un día un hombre así me envió un mensaje privado en Facebook, al principio se me hacía agradable, tenía una charla amena, comencé a revisar su cuenta y vi que no tenía amigos, no posteaba nada y nunca quería profundizar en datos de su vida, luego supe que era un nefasto “gay de closet”.

Amigos el mundo está cambiando, relájense. No es que la homosexualidad sea algo que se deba anunciar a “los cuatro vientos”, pero tampoco es algo que se deba ocultar. No teman, sean hombres valientes y afronten las consecuencias de ser quienes son, siempre con la frente en alto y el corazón en la mano.

@CriSzis

Related Posts

Afirman que la mariguana es un afrodisíaco natural La gente que fumó un porro antes de tener sexo reportó tener efectos afrodisíacos
Revelan cuantos hombres gay tienen sexo sin condón Casi dos de cada tres hombres que tienen sexo con otros hombres lo hacen sin condón
Man in an Orange Shirt, nueva serie gay de la BBC La BBC estrena ‘Man in an Orange Shirt’ una nueva serie que narra una conmovedora historia de amor gay
Tokio quiere romper el tabú ‘gay’ Una organización japonesa prevee instalar un Pride House para la comunidad gay

Tags: