Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Abr 27, 2013

13 años, 13 países aprueban matrimonio igualitario

matrimonioNueva Zelanda se ha unido a la lista de países donde ya es legal la unión civil entre personas del mismo sexo. Es el primer país de la región Asia – Pacífico, lo que conforma un mapa  que comienza a cubrirse de colores.

La lista crece de forma exponencial, dado que mientras de 2000 a 2005 fueron cuatro los países que legalizaron el matrimonio entre personas del mismo sexo, de 2006 a 2010 fueron seis y en el periodo de 2011 a la fecha, van tres. Esto quiere decir que en los dos últimos años (2012 y el actual), se cuenta con el 75% de países que legalizaron el matrimonio igualitario en el primer lustro del tercer milenio y el 50% del segundo, en el mismo periodo. Si la tendencia continúa como hasta ahora, se estimaría que para 2015 sean por lo menos cinco países más los que se sumen a la lista.

Cabe mencionar que en estos momentos, Europa lleva la delantera con ocho países; América le sigue con tres, mientras que África y Asia están en último lugar con uno respectivamente, donde ya es legal que homosexuales contraigan matrimonio. En este sentido, es preciso destacar que los continentes donde el crecimiento de países LGBT, por decirlo de algún modo, será más lento, son sin duda África y Asia, donde Occidente y sus ideales no han penetrado como en América, Europa y Asia – Pacífico (Oceanía). Esto se debe a que las tradiciones, usos y costumbres de los pueblos en estos dos continentes, presentan notables diferencias y en muchos casos, altos niveles de aislamiento respecto a eso que se ha denominado globalización. Sociedades altamente religiosas que no aceptan con agrado, del todo, la llegada de otro modo de producción, de otra forma de pensamiento.

Mientras tanto, en regiones occidentalizadas como América, Europa y algunos países de Asia, la pugna se da entre corrientes de pensamiento propias de Occidente: derecha e izquierda, que no han perdido vigencia y que parece ser que,  al contrario de lo que se cree, han cobrado vitalidad en los últimos años debido a que el panorama político acentúa diferencias a propósito de fenómenos como la migración, los derechos humanos y las crisis económicas.

En América Latina, por ejemplo, los países donde se ha legalizado el matrimonio igualitario, a la par que en resto de naciones del orbe, se logró con gobiernos de izquierda, progresistas,  pero que se diferencian de países dentro de esta misma región, que se nombran socialistas, como Cuba y Venezuela, donde el matrimonio igualitario no parece ser un tema de importancia nacional. Esto quiere decir que los países latinoamericanos donde se ha legalizado esta opción, son aquellos donde de alguna manera, el proyecto de izquierda tiende hacia el liberalismo, es decir, hacia el crecimiento económico global, lo que impulsa la idea de que este tipo de acciones tiene un sesgo económico antes que meramente social, como  avance en derechos humanos.  El anhelo de igualdad, fraternidad y libertad,  que se perseguía desde hace siglos,  vio la luz para el matrimonio entre homosexuales hasta nuestros días, no porque se hallan dado cuenta hasta ahora de esa deuda, sino porque actualmente existen las condiciones políticas para llevarlo a cabo y una necesidad de expansión económica por el otro.

En países musulmanes, donde la homosexualidad ha sufrido los estragos de interpretaciones erradas del Corán, existen fuertes campañas que promueven los derechos de los homosexuales, a la par de un activismo fuerte que promueve los derechos de la mujer. Las acciones que realizan en aquella región del mundo es por demás loable y necesaria para erradicar  y recuerda sin duda a aquellos años en los que en países occidentales existía un activismo fuerte para defender a grupos vulnerables.  Sin embargo, a la par de ese activismo, y sin estar relacionado directamente con éste, en esos países también se infiltra el comercio occidental con sus ideales y manera de entender al mundo. En Afganistán se decía que para defender a la mujer no sólo bastaba con quitarle la burka, sino con enseñarla a maquillarse.

Si en los países musulmanes vemos un activismo motivado por una necesidad,  quizá cuando el panorama cambie a su favor, se encontrarán con la otra generación de activistas que son contratados por el Estado para legitimarse, con presupuestos para campañas específicas que atienden a una proporción muy reducida de los grupos vulnerables pero que sirve para que los gobiernos digan con bombo y platillo que ponen en marcha políticas públicas de combate a la pobreza, en defensa de los derechos humanos, etc.

Habrá que estar al pendiente de lo que ocurrirá en el mundo en materia de derechos humanos porque sin duda el tema dará de qué hablar no sólo en este terreno, sino de manera más profunda en cuestiones económico políticas.

Nota al pie: Es lamentable que en países socialistas, en América Latina, exista aún la creencia de que la homosexualidad es una perversión capitalista que es preciso combatir y que, por desgracia, parece nutrirse en la actualidad, de la manera en la que el libre mercado utiliza a los derechos humanos como caballo de Troya.

mapa

@DosVecesLopez

Related Posts

Margarita Zavala: ¿a favor o en contra del aborto y matrimonio gay? La aspirante a candidata presidencial habló con Forbes México sobre algunos de los temas más sensibles en una plataforma electoral
SCJN avala matrimonios gay en Nuevo León, Hidalgo y Chiapas El ministro José Ramón Cossío advirtió que no existe razón de índole constitucional para desconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo
Sí se discutirá iniciativa de bodas gay en el Congreso: Roque Villanueva De esa manera descartó la versión que sostiene que los legisladores del PRI mantendrán dicha iniciativa en la congeladora
Marchan a favor de los matrimonios gay en la CDMX Cientos de activistas gays, portando banderas multicolores, marcharon este sábado a favor de la autorización de las bodas entre personas del mismo sexo