Errores que no te permiten perder peso

Errores que no te permiten perder peso

Si estás buscando perder unos kilos para lucir mejor en bañador pero tras repetidos intentos no logras tu objetivo de adelgazar, quizá estés cometiendo algunos errores que no te permiten perder peso. A continuación te mostramos en qué te puedes estar equivocando para que puedas dejar a un lado estos hábitos negativos y lograr un cuerpo en forma de cara al verano.

Hay determinados hábitos o conductas que son muy habituales al momento de perder peso, pero que con sólo aplicarlos no es suficiente y pueden convertirse en un error al momento de adelgazar que no te permiten lograr resultados sobre la báscula. Te contamos:

Pasar hambre o acumular deseos de comer

Si tienes hambre y reduces drásticamente las porciones de alimentos consumidos para lograr así perder peso, es muy probable que tarde o temprano llegue el descontrol alimenticio, porqueacumular hambre no es buena estrategia para adelgazar, pues tarde o temprano debemos saldar esa deuda de comida.

Entonces, llevar una alimentación muy restrictiva, saltear comidas para perder peso o reducir drásticamente las porciones a ingerir no son buenos recursos, sino que lo mejor para perder kilos es implementar cambios en los alimentos, priorizando aquellos más bajos en calorías, no reducir demasiado las porciones y sobre todo, no saltear comidas para mantener los niveles de hambre bajo control.

Por otro lado si tienes deseos de comer algo específico, como puede ser un chocolate, reprimir el deseo por largo tiempo tampoco es buena idea, porque cuando por fin dejemos de autoprohibirnos y nos permitamos comer un chocolate, sentiremos culpa y para no sentirla dos veces no comeremos poco, sino una cantidad considerable de este alimento. Entonces, es mejor comer aquello que nos gusta y tenemos deseos de consumir en pequeñas proporciones y en días sucesivos que consumir mucha más cantidad de manera desesperada y con culpa, como si comer fuera un acto ilícito.

Exceso de calorías invisibles

Las calorías invisibles son aquellas que no percibimos fácilmente en nuestra dieta y que olvidamos tener en cuenta al momento de adelgazar. Sin embargo, éstas pueden entorpecer la pérdida de peso si se presentan en exceso.

Por ejemplo, son calorías invisibles las derivadas de las bebidas como son las bebidas alcohólicas, los refrescos o zumos. Las bebidas habituales no deben tener calorías, de lo contrario, se convierten en una fuente de energía invisible ante nuestros ojos y no sacian igual que una comida sólida. Para reducirlas lo ideal es emplear agua o bebidas sin azúcar agregada y sin alcohol, así como no adicionar azúcar a los líquidos consumidos para hidratarnos de manera habitual.

Otro ejemplo de calorías invisibles son los aderezos y salsas de los platos consumidos que pueden contener mucho azúcar y/o grasas en su composición, para ello, lo mejor es elaborar estos complementos en casa y emplear ingredientes con menos calorías. Asimismo, debemos tener cuidado con el picoteo que puede sumar calorías sin saciarnos, porque picamos entre horas alimentos en pequeñas cantidades pero que a lo largo del día pueden sumar calorías, sobre todo si se trata de snacks, frituras, galletas dulces o chucherías.

Exceso de productos light

Los alimentos light simplemente tienen menos calorías que su versión tradicional porque se ha eliminado parte de sus grasas, hidratos o proteínas, pero al momento de perder peso si nos excedemos con su consumo, o los consumimos en cantidades que duplican la ingesta del producto tradicional, estaremos igual, y no lograremos los resultados buscados.

Entonces, si escogemos productos light o reducidos en azúcares y/o grasas o con menos calorías, simplemente controlemos su consumo y procuremos que su ingesta sea en iguales cantidades con respecto al producto en su versión tradicional.

No porque sea light o bajo en calorías podemos comer sin límites, pues igualmente poseen energía.

Abusar de productos sanos pero calóricos

Hay muchos alimentos naturales y saludables pero calóricos, dada su calidad de nutrientes su consumo es aconsejable en el marco de una dieta sana, pero si abusamos de ellos podemos impedir un balance calórico negativo necesario para perder peso.

Por lo tanto, debemos incluir alimentos como los aceites, las frutas secas o semillas, pero dado que tienen grasas (aunque sean saludables) que el cuerpo necesita en pocas cantidades, lo mejor es no exceder los 30 gramos diarios. También podemos tomar zumo de fruta recién exprimido, pero no emplearlo como bebida habitual, porque además de sus buenos minerales y vitaminas, contiene azúcar y calorías.

Lo mismo sucede con los quesos, las frutas deshidratadas, el aguacate y las aceitunas.

Imitar la dieta de un amigo

Si vemos que nuestro amigo come de determinada manera, tiene más o menos nuestra edad y es delgado, quizá busquemos imitar su dieta para lograr así equiparar su peso corporal. Sin embargo, esta estrategia no es válida para adelgazar, porque cada persona tiene un metabolismo diferente, la altura, la actividad física y demás características personales pueden afectar el balance energético que es en definitiva, lo que determina nuestro peso.

Por ello, la dieta que lleva un amigo no es imitable ni efectiva para nosotros, sino que lo mejor espersonalizar nuestra estrategia para perder peso si queremos lograr verdaderos resultados y poner el cuerpo en forma de cara al verano.

Ya sabes si buscas perder unos kilos de peso y lucir el cuerpo en forma para el verano, lo mejor es evitar estos errores que te impiden adelgazar y aplicar los trucos ya dados por nosotros para lograr deshacerte de algunos kilos de más de manera efectiva y saludable.

@trendhombre

Comentarios

Comentarios



Deja un comentario