En EE.UU. el VIH prevalece en hombres negros homosexuales y bisexuales

En EE.UU. el VIH prevalece en hombres negros homosexuales y bisexuales

Sólo uno de cada 500 estadounidenses es un hombre negro homosexual o bisexual, pero esa demografía representa uno de cada cuatro nuevos contagios de VIH en Estados Unidos, según un nuevo informe del Instituto de Sida Negro (BAI, por sus siglas en inglés).

El BAI, una institución de investigación estadounidense enfocada en afroamericanos, publicó un sombrío reporte que detalla cómo el virus sigue afectando desproporcionadamente y matando a hombres jóvenes negros que tienen sexo con otros hombres.

Según el informe Back of the Line: the State of AIDS Among Gay Black Men in America 2012 (Al final de la fila: el estado del sida entre los hombres homosexuales negros en Estados Unidos 2012), un hombre homosexual negro tiene una probabilidad de uno entre ocho (125%) de contagiarse antes de cumplir 20 años. Para la edad de 40 años, la probabilidad es del 60%. También dice que los hombres negros que tienen sexo con otros hombres son más afectados por esta enfermedad que cualquier otro grupo en el mundo desarrollado.

“Los hombres negros que tienen sexo con otros hombres siguen siendo los primeros en la fila en lo que se refiere a necesidad, pero los últimos en lo que respecta a asistencia”, dijo Phil Wilson, fundador y director ejecutivo del BAI. “Este informe no sólo resalta las brechas y por qué siguen existiendo después de 30 años, sino que ofrece un modelo para cerrar estas diferencias y mover a los que tienen más riesgo hacia el frente de la fila”.

El número de hombres negros homosexuales con VIH es el doble de los hombres blancos gay, según el informe. De hecho, en Nueva York, citada como una de las tres mejores ciudades para vivir para los hombres negros homosexuales, estos tienen 488 veces más probabilidades de ser diagnosticados con la enfermedad, comparado con cualquier otro tipo de hombres, y 325 veces comparado con los hombres negros heterosexuales.

Tres años después de un diagnóstico de sida, los hombres negros que tienen sexo con otros hombres tienen una menor probabilidad de estar vivos que sus contrapartes blancos o latinos.

Aunque el informe sugiere que los hombres negros tienen más probabilidad de tomar medidas para reducir su riesgo de transmisión que cualquier otro tipo de hombres que tienen sexo con otros hombres, siguen teniendo el doble de probabilidad de contagiarse del virus.

La investigación del BAI también indica que las disparidades a menudo impiden el acceso a los servicios públicos de salud, y encontraron que los hombres negros que tienen sexo con otros hombres tienen siete veces más probabilidades de vivir con VIH pero no saberlo, en comparación con cualquier otro tipo de hombres homosexuales.

El Instituto está pidiendo que se realicen más pruebas, una ampliación de la terapia antirretroviral, un plan para combatir la homofobia, y que se incorpore al tratamiento la profilaxis preexposición (también conocida como PrEp, por sus siglas en inglés) donde la pareja sin VIH de alguien que vive con VIH obtiene una terapia de medicamentos también. Estudios recientes muestran que la PrEp puede reducir la tasa de transmisión de VIH hasta en un 96%. La Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) recientemente aprobó el medicamento Truvada para prevenir el VIH.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en general los afroamericanos llevan la mayor carga de VIH. Las últimas estadísticas del CDC muestran que las personas negras conforman sólo el 14% de la población con VIH en Estados Unidos, pero tienen el 44% de los nuevos contagios. De hecho, en 2009 (los datos más recientes), los hombres que tienen sexo con otros hombres representan el 73% de todos los nuevos contagios en todos los hombres negros. Los hombres que tienen sexo con otros hombres entre los 13 y 29 años de edad tuvieron más nuevos contagios que cualquier otro grupo racial y de edad de hombres homosexuales o bisexuales.

“A menos que cambiemos nuestra forma de hacer negocios, no podemos revertir la epidemia. Nadie debería de ser forzado a irse hasta el final de la fila”, dijo la legisladora estadounidense Maxine Waters, quien ha sido una líder del Congreso en la respuesta a la epidemia de VIH, y ha presentado varias propuestas de leyes para incrementar la investigación, detección, tratamiento y financiamiento.

@cnnmexico

Comentarios

Comentarios



Deja un comentario