El primer matrimonio gay de México… se divorcia

El primer matrimonio gay de México… se divorcia

Rafael Ramírez Arana y Sebastián Becerril, que durante dos años y medio fueron la primera pareja gay en contraer matrimonio, confirmaron que se se divorcian. Es precisamente Rafael, miembro del primer matrimonio gay y coordinador general de la primera organización abiertamente lésbico gay, transgénero, intrasexual y travesti, llamada Unión Ciudadana por la Diversidad Sexual, quien tomó esta decisión y nos dijo por qué lo hizo.

-Rafael, ¿qué pasó en tu matrimonio?
“Ya tomamos la decisión de divorciarnos. De hecho, lo hice yo de manera particular. Hay diferencias irreconciliables y ya es el momento”

-¿Cuánto duró su matrimonio?
“Dos años y medio. Yo decidí, fue una situación que platicamos pero tomé la decisión. No fue nada grave, simplemente fue cuestión de edades, de cierta inmadurez, lo cual ya no genera mucha compatibilidad en la relación de pareja y no estaba abonando en positivo”

-¿Inmadurez de parte de quien?
“Lo que pasa es que yo soy mas grande, tengo 36 años y él 22, entonces ya no es tan viable esta unión”

-¿Y apenas te diste cuenta de eso?
“No, pero hay veces en que hay paciencia para todo y otras ocasiones en que se te agota y dices: ‘Ya no va más esto’”

-¿A partir de cuándo empezaron las diferencias entre ustedes?
“Tenemos como tres semanas mas o menos con esta situación y decidimos ya tomar la decisión definitiva el 5 de agosto. Es un divorcio administrativo porque no hay hijos, y estamos casados por bienes separados, así que no hay problema”

-¿Qué te dejó esta relación?
“Mucho aprendizaje de las relaciones formales. Me siento satisfecho de haber sido parte del primer matrimonio gay individual de México y America Latina y de ser parte de la historia de este país haciendo uso de estos derechos que ya tenemos como colectivo y  aprendí que a veces no es bueno tener relaciones con gente mas chica que uno”.

-¿Él era muy inmaduro?
“No estábamos en la misma frecuencia”.

-¿En qué términos quedaron?
“Bien, dentro de lo que puede quedar una relación cuando se termina. No espero mantener una amistad, pero no quedamos en los peores términos, digo, si lo veo en la calle, no lo escupo ni le hago cara. Le saludo de manera cordial y hasta ahí”.

-¿Qué dicen sus familiares ante esta separación?
“Ellos respetan nuestras decisiones”.

-¿La cuestión económica también fue parte de este divorcio?
“No, más bien fue una cuestión de inmadurez total”.

@TvNotas

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario