La justicia rusa mantiene la prohibición durante 100 años del Orgullo gay de Moscú

La justicia rusa mantiene la prohibición durante 100 años del Orgullo gay de Moscú

Un Tribunal Superior de Justicia de Moscú ha rechazado la apelación del activista ruso Nikolai Alekseev y ha considerado válida la prohibición del Orgullo LGTB durante los próximos cien años dictada por las autoridades rusas, que otro tribunal de orden inferior ya había validado. La intención de Alekseev es llevar el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Como ya informamos hace varias semanas, después de que en mayodocenas de manifestantes fueran detenidos cuando intentaban celebrar la marcha del Orgullo LGTB, que por séptimo año consecutivo había sido prohibida, las autoridades de Moscú emitieron una nueva prohibición de las marchas del Orgullo LGTB válida durante un siglo. Respondían así a la iniciativa de Nikolai Alekseev, que había formalizado peticiones de autorización para cada uno de los próximos cien años. Alekseev, cuya iniciativa respondía a la existencia de un vacío legal, ya admitió en su momento que esperaba este resultado, y que su objetivo era agotar la vía legal y llevar la prohibición ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Alekseev también ha anunciado que ya ha pagado la multa de 5.000 rublos que le fue impuesta por desafiar la ley que prohíbe la “propaganda homosexual a menores” en San Petersburgo, en concreto por desplegar una pancarta frente al Ayuntamiento de la ciudad con el lema “la homosexualidad no es una perversión“. En la práctica, la norma impide informar públicamente de manera positiva acerca de la realidad LGTB, dificultando o haciendo imposible la celebración de eventos como las marchas del Orgullo. San Petersburgo es el caso más conocido, pero normativas similares están ya vigentes en las regiones de Ryazan, Kostroma, Arkhangelsk y Novosibirsk. También en el Krai de Krasnodar se está tramitando una medida de este tipo, e incluso se ha propuesto en el Parlamento ruso su extensión a nivel nacional. Precisamente el Tribunal Europeo de Derechos Humanos está pendiente de estudiar la demanda presentada por la activista Irina Fedotova por la primera de estas leyes, la aprobada en Ryazan.

Demandan a Madonna ante la justicia rusa

Una de las celebridades internacionales que se ha manifestado contra la situación ha sido la cantante Madonna, que desafió a las autoridades rusas y convirtió su reciente concierto en San Petersburgo en todo un alegato a favor de los derechos LGTB. Una acción que puede valerle no solo una multa por violar la ley, sino una condena a pagar diez millones de dólares si prospera la demanda interpuesta ante las autoridades rusas por un grupo de activistas homófobos que la acusan de causar un grave daño al país.

“Quizá algunos no vean la relación, pero después del concierto de Madonna es posible que algún chico se vuelva gay, que alguna chica se vuelva lesbiana, que menos niños nazcan y que este gran país no pueda defender sus fronteras”, ha argumentado Alexei Kolotkov, uno de estos activistas.

@dosmanzanas

Comentarios

Comentarios



Deja un comentario