Britney Spears, el juguete roto del que la industria no quiere desprenderse

britneyspears_workbitchEl pop es un máquina que funciona perfectamente y que no tiene sentimiento alguno. Lo que parece rodeado por un halo de felicidad e inocencia suele esconder historias dramáticas, odios, desequilibrios e inseguridades. Y cuánto más joven es la estrella del pop, más trágica es la historia.

Britney Spears es uno de esos juguetes rotos a los que el pop trata de la peor forma posible. Lanzada al estrellato desde bien jovencita la muchacha ha seguido las normas de la maquinaria de la música comercial, como si fuese la escena de Chaplin.

Cuando Spears empieza a no poder más, el pop no le deja abandonar. Spears empieza una incontrolada caída. Matrimonios de 48 horas, cortes de pelo radiacales, dietas imposibles, situaciones incomprensibles, paraguas asesinos y clínicas de rehabilitación. Pero el pop, implacable sigue apurando.

Ver la evolución del trabajo de Britney es como contar una historia sin sentido. De adolescente representa el sueño americano: virgen que salta a la fama. Novia pluscuamperfecta de Justin Timberlake. Archienemiga en las listas de Christina. Britney hace promo, promo y más promo. Hasta convertirse en un icono mundial. Todo el mundo sabe quién es Britney Spears.

Luego, en la cuesta abajo y sin frenos, cuando Brit tendría que estar totalmente recuperada y centrada para volver a trabajar, la industria tira de ella y le hacen sacar discos. Sin nada de promoción llega a lo más alto. Sus singles siguen vendiendo barbaridades. Sus discos tienen una calidad de producción casi impecable. El mundo al revés.

Frases incoherentes en conciertos, escasos directos y nulas apariciones públicas. Pero la maquinaria sigue tirando de algo que funciona. Mientras que Perry y Gaga se han dejado los nachos en promocionar sus nuevos singles, Britney sólo ha tenido que sacar una canción a la venta para volver a ser número uno. Ni MTVs ni VMAs ni aparecer en Times Square. Brit llega a lo más alto sin ella enterarse posiblemente.

Al poco de separarse las Girls Aloud, leí a algún dan decir en Twitter que Higgins, de Xenomania, tendría tantas demos grabadas que podría hacer un disco sin que Nadine y compañía pisasen el estudio. A veces pienso lo mismo de Britney. Alguien podría haber grabado, en su época buena, cienes de gemidos y de bitch y ahora le harían los temas sin que Brit se acerque a un estudio de grabación.

‘Work Bitch’ es un tema poppers o’clock que dicen en PopJustice. Es un subidón. Es un tema que podría ser remezcla. Es, apuntan los talifanes, el futuro del pop. Para mi, ‘Work bitch’ es ver tu apuesta y subir un poco más. No aporta nada nuevo, no demuestra una gran voz y los letristas de Spears han jugado un poco a lo mismo de siempre, que los Martinis y bikinis ya lo usó Kylie en el 2000. Pero ella vende. La industria no va a dejar de explotar un producto que vende mientras el producto siga vivo.

Posiblemente, el nuevo disco de la Spears llegue a lo más alto, sus singles suenen hasta la saciedad en los bares de maricas y en las fiestas SingStar de tus amigays. Ella intentará ser feliz y vivir tranquila, mientras que la industria discográfica seguirá moviendo los hilos de su marioneta medio rota, como si de un vídeo de los N’Sync se tratase, para seguir ganando dinero sin preocuparse demasiado por Britney.

@ambienteg

 

Related Posts

Miley Cyrus presenta el video de “Younger Now” El álbum Younger Now saldrá a la venta el 29 de septiembre
‘Chained To The Rhythm’, nuevo single de Katy Perry este viernes El nuevo single de Katy Perry se lanzará oficialmente este viernes
Sony mata a Britney Spears en Twitter Sony ha tenido que publicar en su cuenta oficial que afortunadamente Britney Spears sigue viva
Britney Spears afirma ser “la virgen María” a la revista Flaunt Asimismo, la intérprete recalcó que ya no cree en el matrimonio por lo que descarta la posibilidad de volver a casarse

Tags: