Consigue unos glúteos de acero para el verano

Los glúteos son una de las zonas más atractivas del cuerpo masculino, por ello, en la cercanía de la temporada de playa, no podemos dejar de trabajar para conseguir unos glúteos de acerco para el verano que permitan ser el centro de atención cuando nos presentemos en bañador.

Las claves para unos glúteos de acero

El mayor atractivo de los glúteos pasa por su forma redondeada y firme al mismo tiempo, que se puede apreciar aun cuando el bañador no es de los más ajustados. Para conseguir ello y lucirnos en medio de la playa, debemos considerar varios aspectos claves.

En primer lugar, los glúteos son un músculo, pero también encontramos en ellos parte de tejido graso que es lo que completa la forma redonda que tanto buscamos.

No obstante, para que no pierdan firmeza y tonicidad, es fundamental trabajar intensamente no sólo por dentro con ejercicios de musculación así como aeróbicos que remuevan tejido graso y favorezcan la circulación, sino también por fuera, dando masajes, aplicando cremas que cuiden la piel e hidraten simultáneamente.

Dejar a un lado el sedentarismo y ponernos en acción es una de las principales claves para lograr glúteos de acero, pero no sólo de la sala de musculación necesitaremos, sino también, de ejercicios aeróbicos que completen el trabajo.

nalgas

Cómo trabajar los glúteos para conseguir volumen

Aunque los resultados no se verán de un día para otro, podemos lograr valiosos cambios si comenzamos a trabajar intensamente desde ahora hasta el verano.

Para empezar, debemos conseguir volumen con un exigente trabajo muscular, para ello, podemos emplear los siguientes ejercicios:

  • Zancadas o lounge: trabajan el glúteo mayor así como los músculos de las piernas, tanto posteriores como anteriores, es decir, isquiotibiales y cuádriceps.
  • Extensión de cadera en polea baja: solicita específicamente el trabajo del glúteo mayor, por lo que resulta un movimiento ideal para concentrar el esfuerzo en la zona deseada.
  • Sentadillas o squats: con este ejercicio podemos trabajar glúteos y diferentes músculos de las piernas, pero además, al igual que las zancadas, podemos realizarlo en cualquier lado y requiere de la movilización de todo el cuerpo, por lo que puede ser una buena opción para quemar calorías también.
  • Elevación de pelvis en suelo: es un buen ejercicio para trabajar el glúteo mayor y la cara trasera de las piernas. También requiere del esfuerzo del abdomen para estabilizar el cuerpo.
  • Peso muerto: un movimiento que solicita el esfuerzo del glúteo mayor así como de isquiotibiales y que permite usar grandes cargas para intensificar el trabajo.

Con estos ejercicios realizados lentamente, concentrando el esfuerzo en los glúteos y trabajando con cargas cuando sea posible, lograrás un buen desarrollo muscular, ganarás tonicidad y alcanzarás el volumen que estás buscando.

Incluye los movimientos antes dados en una rutina completa y trabaja con 3 series de entre 10 y 12 repeticiones cada una para lograr la intensidad deseada.

Por supuesto, no es necesario incluir todos los ejercicios en un mismo día de entrenamiento, sino que puedes seleccionar algunos de ellos y reservar otros para un segundo día de trabajo.

nalgas02

Cómo lograr tonicidad y poca grasa en tus glúteos

Además de conseguir volumen, todos buscamos tonicidad o firmeza y poca grasa en los glúteos, de manera de evitar la flaccidez o la celulitis que también puede hacerse presente en los hombres.

Para ello, lo mejor es emplear ejercicios aeróbicos que te permitan quemar grasa y trabajar el tono muscular de tus glúteos al mismo tiempo.

Entre las actividades que ayudan a lograr lo antes dicho encontramos la elíptica que permite trabajar glúteos y piernas mientras quemamos calorías, la máquina de step o una clase de step coreografiado que a intensidad moderada te permitirá subir y bajar del escalón muchas veces para ejercitar todo el tren inferior del cuerpo.

Subir y bajar escaleras o salir a correr también es una buena alternativa para quemar calorías y grasas si se conserva una intensidad moderada, pues además de reducir los lípidos del cuerpo, exigirá esfuerzo a tus glúteos y te ayudará a conseguir la tonicidad que tanto buscabas.

Recuerda que para conseguir unos glúteos de acero no sólo debes trabajar intensamente los músculos en el gimnasio, sino que además, es necesario quemar grasas y favorecer la circulación mediante un ejercicio aeróbico o de intensidad moderada que fomente el consumo calórico.

Incluye estos ejercicios a tu rutina y compleméntalos con buenos hábitos si quieres lograr glúteos de acero para el verano.

@TrendHombre

Tags: