Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Ene 8, 2013

El 54% de los hogares estadounidenses accederá a internet en su tele o sus consolas

El 54% de los hogares estadounidenses accederá a internet en su tele o sus consolas

panasonic-smart-tv-vieraLas redes sociales han cambiado cómo consumimos televisión. El hashtag se ha convertido casi en obligatorio para todas las series y programas, que lo incorporan en alguna de las esquinas de la pantalla para poder dirigir la conversación hacia un punto común. Twitter ha encumbrado programas, los ha rescatado del olvido y ha sabido darles la fama que le negaban las audiencias tradicionales. Pero la revolución está simplemente en el primer paso: según estimaciones de Forrester, el comportamiento del consumidor está siendo modificado profundamente en cómo consume medios de comunicación, cómo interactúa con las marcas y  los demás usuarios y dónde o desde dónde lo hace. La culpa la tiene el aumento de los dispositivos conectados.

Según estimaciones de la firma de análisis, el acceso a internet desde dispositivos de entretenimiento va a crecer y va a dejar un balance bastante espectacular. El 54% de los hogares estadounidenses (una avanzadilla, como ya se sabe, de lo que se verá en otros mercados) podrán acceder a internet en 2017 desde videoconsolas, reproductores Blu-ray o televisiones HD contectados a internet. Aunque estos serán los principales dispositivos conectados, también descodificadores, reproductores personales, ereaders, marcos digitales y cámaras de fotos se conectarán a la red en el futuro próximo.

En total, serán 66 millones de hogares, que no por ello dejarán de tener ordenadores, smartphones o tabletas. Simplemente contarán con más pantallas conectadas a la red y con más soportes que le permitirán navegar y consumir contenidos. Esta realidad, que está a la vuelta de la esquina, se convertirá en un reto tanto para los productores de contenidos como para la industria de las telecomunicaciones, que verá como sus redes deben soportar más vídeos bajo demanda.

La suerte de estos dispositivos será diversa. Las consolas de juegos se enfrentan a un decline en sus ventas, una tendencia habitual en los últimos años gracias al crecimiento de otras industrias como la de juego en el móvil, que hacen que cada vez menos los nuevos modelos se conviertan en must-have que todos deben comprar. Pero aún así, Forrester apuesta por un crecimiento moderado en el futuro y a que en 2017 la mayoría estarán conectadas a internet para dejar al usuario emplearlas para usos múltiples.

Los reproductores de Blu-ray tampoco se mostrarán con el esplendor en ventas que pudieron tener otros dispositivos en el pasado, como el DVD, aunque la caída de los precios, las ofertas para remplazar reproductores DVD o para la adquisición combinada de televisiones del alta definición o el aumento de títulos en este soporte podrían empujar al alza las ventas. Los reproductores estarán también conectados a internet para acceder a kioskos online de alquiler.

El elemento clave va a ser, por contra, la televisión de alta definición con conexión a internet. Hacia 2017 el número de teles HD conectadas aumentará de forma importante, creciendo más rápido en los años próximos a medida que aumentan las películas y los programas de televisión a los que se puede acceder vía streaming. A ello se sumará la madurez de los sistemas operativos de estas televisiones y el crecimiento de los contenidos VoD, que empujarán a los consumidores hacia un mayor consumo en este tipo de dispositivos.

@ticbeat

Related Posts

La pornografía online daña la salud sexual de los hombres Afirman que el uso de la pornografía promueve prácticas de riesgos sexual, así como expectativas poco realistas
La historia del ligue virtual gay El ligue entre los gays es pan nuestro de cada día, crece y se multiplica
¿Por qué los jóvenes están abandonando la televisión? Los millennials están viendo cada vez más contenidos en internet y están cada vez más volcados en acceder a los contenidos a la carta
Meme del orgullo gay causa gran controversia en redes sociales La controversia no se hizo esperar, las críticas llovieron y el meme se volvió viral