Ernst Röhm, nazi y homosexual

irohmer001p1Nacido en Múnich en 1887, dentro de una familia pobre, Röhm fue educado por su padre con una férrea disciplina, cuasi militar. Ingresó en el ejército en 1906, y al inicio de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) ya era teniente. Será herido de gravedad en la cara en 1914, lo que le dejó una cicatriz de la que se sentirá orgulloso toda su vida; siempre dirá que fue para defender a Alemania de sus enemigos. Como soldado destacó por su valentía y abnegación en el combate.

Al acabar la guerra, lleno de odio y descontento con su propio gobierno por haber llevado a Alemania hasta la derrota, comenzó a militar en diversas organizaciones nacionalistas, anticomunistas y reaccionarias hacia la nueva República (llamada de Weimar).

Röhm era un soldado leal, de firmes convicciones políticas y testarudo. Nunca ocultó su homosexualidad, todo lo contrario, lo expresaba de una manera viril. Tampoco dudaba en decir lo que pensaba. Esto, unido a su homosexualidad, terminará enemistándole con la cúpula nazi.

En 1920 comienza a organizar las SA (Sturmabteilung o “sección de asalto”), un grupo paramilitar nacionalista y violento. Algunos historiadores afirman que las relaciones homosexuales entre estos primeros miembros de la SA eran habituales. Pero eso es difícil de afirmar, pues se carece de pruebas. En este momento conoce a Hitler, incorporándose a su Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (en alemán: NSDAP, o simplemente abreviado: nazi).

Como parte del séquito de Hitler, demostró su lealtad al participar activamente en el Putsch de Múnich en 1923, un golpe militar que intentó derrocar a la República de Weimar. Sin embargo, el golpe fracasará y pasará 15 meses en la cárcel.

Tras salir de prisión en 1925 reconstruye el NSDAP junto a Hitler, pero su relación se va enfriando ya que el futuro Führer consideraba que la mejor manera de hacerse con el poder era a través de las elecciones democráticas, mientras que Röhm seguía creyendo en la fuerza de las armas. Por ello se marchará a Bolivia, como asesor militar, entre 1928-1930.

Regresa de nuevo a Alemania en 1930 solicitado por Hitler y al año siguiente vuelve a tomar el mando de las SA. En estos años, el descontento de la población alemana (por la crisis económica y el desprestigio internacional) hace crecer drásticamente al partido nazi. De la misma manera crecen las SA; hasta tal punto que Röhm aspiraba a reemplazar con sus hombres al mismo ejército alemán. Esto provoca el descontento de la casta militar, que Hitler intenta apaciguar tratando de integrar a las SA en el ejército, pero Röhm se niega.

Esta negativa le cerrará definitivamente el círculo de Hitler, siendo cada vez más odiado y creándole poderosos enemigos. Por ello, en 1934, ya con Hitler como Canciller de Alemania, Himmler, uno de los más fieles seguidores nazis y líder de las SS (otro grupo paramilitar, pero totalmente al servicio del partido nazi) organiza un complot contra Röhm y las SA. Con pruebas falsas le acusan de intentar dar un golpe de Estado. Servirá para hacer desaparecer a los opositores de las SS y otros mediante el asesinato. Esta represión es conocida como La noche de los cuchillos largos (30 Junio-2 Julio 1934). Así se acabará con los opositores a Hitler, dentro y fuera de sus filas.

Röhm fue uno de los apresados, y Hitler, por sus años de amistad y servicio, le ofreció el honor de suicidarse él mismo con una pistola, pero soberbio hasta el final, no lo hizo. Desafiando a los guardias con el pecho desnudo, finalmente fue asesinado a balazos por los guardias de la SS que le custodiaban en la cárcel.

Según se afirma, Hitler no se enteró de su homosexualidad hasta su detención (al parecer, estaba durmiendo con otro hombre en el momento de su captura). Se cuenta que el Führer se sintió tan escandalizado al enterarse, que se hizo un chiste con ello: “¿Cómo se escandalizará cuándo se entere que Göring es gordo y de que Goebbels cojea?” (Göring y Goebbels fueron dos de los más altos jerarcas nazis que, efectivamente, eran obeso y cojo respectivamente).

Sin duda este controvertido personaje, arrogante, impulsivo, violento y gay, chocó con las ideas del partido nazi y seguramente con las suyas propias. Como epílogo decir que a partir de 1935 los nazis promulgan la primera ley contra los homosexuales, a quienes terminarán persiguiendo y asesinando en el llamado Holocausto gay.

@CascaraAmarga

Related Posts

Revelan cuantos hombres gay tienen sexo sin condón Casi dos de cada tres hombres que tienen sexo con otros hombres lo hacen sin condón
Man in an Orange Shirt, nueva serie gay de la BBC La BBC estrena ‘Man in an Orange Shirt’ una nueva serie que narra una conmovedora historia de amor gay
Tokio quiere romper el tabú ‘gay’ Una organización japonesa prevee instalar un Pride House para la comunidad gay
Llegó la versión británica de Brokeback Mountain La cinta ganó un Teddy Award por mejor película LGBT

Tags: