Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Abr 15, 2013

Estrés, sexo, estrés y viceversa

Estrés, sexo, estrés y viceversa

dv427081Según nos dice la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, endocrinóloga, no es la testosterona, (hormona masculina) la que produce la libido sino que la mediadora de la libido es la dihidrotestosterona. Nos explica que para que se produzca este mediador de la libido es necesario que nuestro organismo tenga reservas de zinc, pero el problema sobreviene cuando estas reservas de zinc son utilizadas para la producción de cortisol (hormona del estrés).”.

“Si estamos en situaciones de estrés crónico, el cortisol debe de aumentar y consume los depósitos de zinc, lo que lleva a la carencia de zinc para la producción de la dihidrotestosterona”. Por la tanto que el estrés baja la energía sexual masculina es una realidad probada bajo este proceso bioquímico que nos explica la Dra. Rodríguez.

El zinc también es fundamental para que las hormonas tiroideas actúen. Como hay mucha falta de comprensión total del problema de la libido producido por estrés, puede ocurrir que el paciente termine tratado por su cansancio y apatía con hormonas tiroideas, dado que por falta de zinc tiene un hipotiroidismo funcional y nunca llegue a ser visto desde las causas primarias de su problema: estrés.

La dopamina

A nivel cerebral el transmisor químico de la libido es la dopamina. Esta sustancia también se altera en estados de estrés, suele aumentar en un primer estadio pero, en caso de estrés crónico llega al agotamiento. Muchas veces esta falta de dopamina se relaciona con problemas de pareja donde no hay comunicación y se buscan excusas como dolores de cabeza o cansancio, para evadir el acto sexual.

La dopamina es absorbida y utilizada para la síntesis de adrenalina. La adrenalina es el mediador químico de la lucha, la huida, el ataque y el miedo. Las situaciones de estrés que demandan el consumo extra de dopamina hacen que no nos queden reservas para otros usos, como la libido.

La falta de deseo sexual

Estudios recientes demuestras que en pacientes con menos de 50 años de edad la causa más importante de la alteración de la libido es el estrés, no la falta de hormonas sexuales, por lo tanto, lo primero que hay que hacer es descartar o diagnosticar el estrés.

Otro factor químico de nuestro cuerpo a tener en cuenta es que siempre que sube el cortisol a causa del estrés crónico, disminuye la serotonina. La serotonina es el principal equilibrador del humor y fundamental para mantener la libido. Por esta razón, en el tratamiento de la falta de libido por estrés, siempre hay que restituir la serotonina. El estrés y los desórdenes alimentarios producirán un círculo vicioso, la serotonina va disminuyendo y en contrapartida hay un aumento del estrés y de la falta de libido.

Pero no podríamos dejar aquí esta información, con este mal sabor de boca, dónde parece que lo único capaz de controlar el deseo sexual es la química de nuestro organismo con sus alteraciones. Como para todo, o casi todo, en la vida existe el otro lado, la otra cara de la moneda y en el tema del sexo y el estrés no podría ser menos.

El sexo como mata-estrés

Junto a todo lo anterior hay que decir que el sexo también funciona como una de las mejores formas de combatir el estrés. Una gran cantidad de calorías se queman durante el sexo, Esto a su vez ayuda a eliminar el exceso de tensión del cuerpo y la mente ayudando a relajarse. Aunque el sexo no siempre es aceptado para manejar el estrés, se ha demostrado científicamente su eficacia.

El sexo e también ayuda a mantener el estrés a raya. Las personas que llevan una buena vida sexual tienden a ser menos frecuentemente víctimas del estrés. Esto se debe a que una buena vida sexual contribuye a mejorar el estado de ánimo y mantiene a la gente de buen humor. Como resultado, el estrés no encuentra mucho lugar.

Varios estudios también han revelado que una buena vida sexual puede ayudar a regular los niveles de estrés y el ritmo cardíaco. Ambos, niveles de cortisol y la frecuencia cardiaca, son considerados como una respuesta al estrés. Cuanto mayor sea la frecuencia cardiaca y los niveles de cortisol, más estresado se estará. El sexo ayuda a bajar ambos, lo que es una clara indicación de que aleja el estrés.Con tantos beneficios, el sexo de hecho parece ser una gran herramienta para matar el estrés.

109502252

“Sexualidad de pasillo”

Con este término Héctor Galván, psicólogo y sexólogo del Instituto Sexología Madrid, y Delfina Mieville, socióloga y sexóloga, vienen a decir que el sexo no tiene porqué ser sólo en la alcoba. Los preliminares, los besos, las caricias y sobre todo la complicidad deben de darse y recibirse por toda la casa y en cualquier momento del día, especialmente cuando las situaciones de estrés ocupan la mayor parte de nuestro tiempo.

Cuando tenemos una sexualidad puramente genital, tanto el estrés como los problemas, afectarán más a nuestras relaciones de pareja que cuando disfrutamos de una sexualidad más amplia, donde no sólo vale el coito, sino que su objetivo es el placer y disfrutar juntos. Lo que hay que hacer, sugiere Mieville, es: “jugar con toda la globalidad de la sexualidad, no quedarse sólo en el coito con orgasmo”. De esta forma, coinciden los profesionales, el estrés por trabajo o por otros asuntos, se verá menos mermado en las relaciones sexuales. Porque ésta se vive de muchas formas.

@cascara_amarga

Related Posts

El hombre que tuvo sexo con 365 hombres en 365 días en nombre del arte El proyecto lo completó en agosto del 2015 y decidió hablar con Vice sobre como su relación con el sexo cambió por siempre
Aumenta la práctica de la “ruleta rusa” sexual Est práctica parece ser un gran estimulante para la excitación
Realizan la parodia porno gay de Pokemon Go La productora de porno gay men.com, la hizo de nuevo, y esta vez sí se voló la barda
Cómo triunfar en Manhunt Consejos básicos para triunfar en el mundo virtual y ser todo un éxito en manhunt.net