George Quaintance, el origen del erotismo gay

Fue en una iglesia baptista de Stanley, Estados Unidos, en 1933, donde muchos de los clichés de la iconografía gay empezaron a formarse. El fotógrafo, pintor, ilustrador y bailarín George Quaintance (1902-1957), sin mucha experiencia previa, pintó en el templo, con el beneplácito del párroco, el bautismo de Jesús a manos de Juan Bautista. Entre los asistentes al acto aparecen muchos hombres, pero uno de ellos destaca sobre los demás. Se trata de un hombre semidesnudo y musculoso, y podría tratarse de un autorretrato del propio Quaintance, al que describen como un vanidoso y ególatra irrefrenable. Esta pintura supuso un punto de inflexión en la carrera del artista y en el imaginario erótico homosexual.

Vivió con tres hombres en un chalet (entre ellos, un modelo y un fotógrafo), que llamaron Rancho Siesta. Juntos convirtieron el palacete en una versión gay de la mansión Playboy. Modelos masculinos pasaban por allí y se dejaban fotografiar e ilustrar. Empezaron a vender copias de las ilustraciones y fotografías, caracterizadas por el erotismo gay. La mansión se convirtió en una máquina de hacer dinero, publicando las ilustraciones en distintas revistas. Consiguieron hacerse con una cartera de miles de clientes.

Con Información de @shangaycom

Related Posts

Harry Styles se prende al ver a Ryan Gosling Ryan Gosling le sube el ritmo cardíaco a Harry Styles
Aseguran que Cristiano Ronaldo sale del clóset Cristiano no ha dado declaración alguna
Se realiza la primera boda gay 100% musulmana Lamentablemente, a la boda no acudieron sus familiares
Andrew Garfield podría ser gay “en el futuro” El actor de 33 años interpreta a un joven neoyorkino que lucha contra el SIDA

Tags: