George Quaintance, el origen del erotismo gay

Fue en una iglesia baptista de Stanley, Estados Unidos, en 1933, donde muchos de los clichés de la iconografía gay empezaron a formarse. El fotógrafo, pintor, ilustrador y bailarín George Quaintance (1902-1957), sin mucha experiencia previa, pintó en el templo, con el beneplácito del párroco, el bautismo de Jesús a manos de Juan Bautista. Entre los asistentes al acto aparecen muchos hombres, pero uno de ellos destaca sobre los demás. Se trata de un hombre semidesnudo y musculoso, y podría tratarse de un autorretrato del propio Quaintance, al que describen como un vanidoso y ególatra irrefrenable. Esta pintura supuso un punto de inflexión en la carrera del artista y en el imaginario erótico homosexual.

Vivió con tres hombres en un chalet (entre ellos, un modelo y un fotógrafo), que llamaron Rancho Siesta. Juntos convirtieron el palacete en una versión gay de la mansión Playboy. Modelos masculinos pasaban por allí y se dejaban fotografiar e ilustrar. Empezaron a vender copias de las ilustraciones y fotografías, caracterizadas por el erotismo gay. La mansión se convirtió en una máquina de hacer dinero, publicando las ilustraciones en distintas revistas. Consiguieron hacerse con una cartera de miles de clientes.

Con Información de @shangaycom

Related Posts

La escena gay de Rocío Dúrcal Aparte de grabar varios discos, también realizó alguna cintas muy polémicas
Vuelven a preguntarle a J Balvin si es gay J Balvin fue cuestionado sobre su supuesta homosexualidad
Katy Perry confirma su bisexualidad También aprovechó para elogiar al colectivo LGTB
Darren Criss besó a un pornstar gay Esto lo contó el mismo Darren en el show de Conan

Tags: