Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Ene 20, 2013

Iglesia de la comunidad gay de Monterrey cumple 15 años

iglesiagaymonterreyCon la fe por encima de los tabúes que rodean a los diferentes cultos religiosos, la comunidad gay de Monterrey celebró el 15 aniversario Iglesia de la Comunidad Metropolitana.

Gays, lesbianas, bisexuales y transgénero, encuentran cobijo a la expresión de su fe sin los tapujos de los cultos ordinarios, que segregan a quienes han decidido redefinir su orientación sexual e ir más allá de los atavíos de una sociedad que está lejos de integrarlos a los diferentes ámbitos, social, laboral, y por supuesto religioso.

Conocida en el ambiente como la “Casa de Luz”, el templo de orientación cristina fundado por el Reverendo David Pettitt (enero 1998) cuenta con 250 miembros activos dentro de su comunidad.

Fue primero espacio de expresión para las comunidades gay-lésbicas y transgénero, quienes encontraron apoyo para la expresión de sus ideas, pero en años recientes la propia iglesia logró convertir el templo ubicado sobre la calle Diego de Montemayor en un lugar para la reflexión y la profesión de fe.

Ricardo, uno de los integrantes de la mesa directiva de la “Casa de Luz”, reconoce que feligreses y personas que acuden a los ritos sienten la libertad de poder expresar su fe al tiempo de identificarse en pareja, situación que no es bien vista socialmente en el entorno de los cultos tradicionales.

“Aquí no existe discriminación”, sentencia al tiempo que Geraldine, una chica trans reconoce que son pocos los espacios donde pueden encontrar paz y libre expresión en tolerancia, y sin el morbo de quienes juzgan a las personas por su apariencia y orientación.

“En la Casa de Luz he podido ser yo misma, aquí he encontrado buenos amigos, he encontrado el apoyo moral que lamentablemente allá afuera seguimos como una comunidad muy marginada, en la que la discriminación está al borde del día para nosotras”.

Iglesia de la Comunidad Metropolitana no sólo predica la palabra de Dios y apoya a su comunidad en la fe, sino que además permite a las parejas del mismo sexo experimentar la posibilidad de participar en ritos como el matrimonio y bautizos.

Más de un centenar de parejas han acudido a contraer nupcias en la capilla ubicada sobre la calle Diego de Montemayor. La “santa Unión” se efectúa ante la presencia de un reverendo o líder espiritual, obteniendo con ello la bendición matrimonial y un certificado que para la legislación mexicana posee la misma validez que cualquier documento expedido por la iglesia católica, o cualquiera otra constituida ante la Secretaría de Gobernación.

Thelma, quien está próxima a casarse con su pareja Mónica, no puede ocular su alegría y nerviosismo ante la cercanía de la fecha. Casadas ante la ley civil en la Ciudad de México, ahora esperan dar el gran paso, importante para ellas aunque lamentablemente el tabú social les obligue a ocultarlo.

“Nunca me manifesté (orientación sexual) ante mi familia, pero yo en mi persona sí la manifestaba. Tengo tiempo que vengo aquí a a la Casa de Luz y cuando estoy con Mónica lo manifiesto con ella ya somos pareja y venimos aquí en pareja pero en mi casa no lo manifiesto tanto”.

Mónica atraviesa por una situación similar, pero buscan la forma en que no sea un impedimento para disfrutar de una vida en pareja, que incluye la fe y la expresión entre quienes tienen como ellas la necesidad de ser escuchados por un ser superior, y sentirse parte de una comunidad que no sólo las comprende, sino las hace sentir parte de algo importante, que en su momento la sociedad les ha arrebatado.

“El contraer nupcias es igual a cualquier otra pareja, es celebrar nuestra unión delante de la sociedad y legalmente pero la aceptación de la sexualidad es difícil dependiendo del entorno donde te envuelvas”.

La Reverendo Nancy Wilson, máxima autoridad de la Fraternidad Universal de las Iglesias de la Comunidad Metropolitana (que suma 400 templos alrededor del mundo), participó en el inicio de las actividades por el 15 aniversario de la “Casa de Luz”.

Aunque “sólo faltó el columpio”, la comunidad se dio cita para celebrar y formar parte de un suceso histórico dentro de la sociedad regiomontana. Nancy Wilson pidió a los feligreses generar liderazgos para reforzar la predicación de la fe en la comunidad, y ayudar a romper con la imagen distorsionada que se ha creado en torno a la homosexualidad.

@Terra_MX

Related Posts

1,500 personas han cambiado su identidad de género en CDMX Las modificaciones al Código Civil del entonces Distrito Federal referidas y que entraron en vigor el 15 de octubre de 2015
Monsiváis y el movimiento gay, en polémico libro El periodista Braulio Peralta, autor de "El clóset de cristal", ataja que no es una biografía de Carlos Monsiváis, ni tampoco una intromisión en su vida privada
Marchan a favor de los matrimonios gay en la CDMX Cientos de activistas gays, portando banderas multicolores, marcharon este sábado a favor de la autorización de las bodas entre personas del mismo sexo
Miles de personas marchan contra el matrimonio gay en México Los manifestantes se pronunciaron a favor del matrimonio natural, defendieron el derecho de los padres de familia a la educación de sus hijos