Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Feb 26, 2013

Jugar videojuegos es perfecto para matar el estrés

Jugar videojuegos es perfecto para matar el estrés

200306041-001Podré pagar la hipoteca? ¿Perderé mi empleo? Son preguntas que posiblemente muchos españoles se hayan realizado en los últimos años, considerando los resultados del estudio Global Workforce realizado en 2012 por la consultora Towers Watson. En su informe concluyen que el 74 por ciento de los españoles está preocupado por su economía a largo plazo. Y es que cuando uno ve las noticias sobre la situación económica mundial es fácil sentir como el corazón nos late rápidamente, nos entran sudores, somos incapaces de dormir plácidamente y nos cuesta concentrarnos. Y tampoco podemos evitar sentirnos ansiosos y algo deprimidos ante la visión del país y las perspectivas poco halagüeñas.

Todas esas respuestas se asocian a lo que comúnmente llamamos ‘estrés’. El estrés es una respuesta natural del organismo, vital para hacer frente a situaciones del entorno que pueden suponer un peligro o la necesidad de adaptarse. La respuesta de estrés implica cambios intensos en nuestro organismo. Entre ellos, se liberan sustancias químicas como la adrenalina y el cortisol, el sistema nervioso simpático gestiona un aumento de la tasa cardiaca y respiratoria, y aumentan los niveles de glucosa en sangre.  Incluso sabemos que el estrés puede modificar la anatomía cerebral destruyendo conexiones cerebrales. Pero, este fenómeno imprescindible se convierte en un riesgo para la salud cuando se cronifica, dando lugar a efectos nocivos que conocemos como inmunodeficiencia, insomnio, problemas de memoria, ansiedad y depresión, entre otros. Actualmente la situación económica es favorecedora de este tipo de demanda al organismo, nos sentimos amenazados, frustrados, nuestros objetivos de vida muchas veces son paralizados por el empeoramiento de las condiciones laborales, la pérdida de trabajo o la situación de desempleo prolongado.

¿Cómo manejar el estrés? Más allá de los tratamientos farmacológicos que se usan para mitigar los síntomas, existen otro tipo de intervenciones con menos efectos secundarios. Las técnicas de incoculación del estrés en terapia psicológica se han utilizado con éxito para entrenar a las personas en el afrontamiento de situaciones estresantes reales y potenciales. Aprender a relajarse, generar autoinstrucciones y realizar ejercicios de exposición son aspectos fundamentales de este entrenamiento.

Sin embargo, más allá de las consultas de especialistas, las nuevas tecnologías y entre ellas la práctica de videojuegos de diversa índole se abren camino como una forma económica y lúdica de técnica antiestrés. En 2009, la revista Journal of Cybertherapy and Rehabilitation publicaba un estudio sobre los efectos  positivos de jugar a videojuegos populares sobre la salud. Los investigadores registraban la actividad electroencefalográfica y la variabilidad de la tasa cardiaca de un grupo de personas mientras jugaban a distintos videojuegos. Al comparar los resultados con los de otros participantes que no jugaron, encontraron dos hallazgos fundamentales. Por un lado, cambios en la actividad alfa de las áreas frontales del cerebro que se asociaron a un mejor estado de ánimo y relajación mental. Por otro, una menor tasa cardiaca que se interpretó como una menor respuesta del sistema nervioso autónomo y un menor estrés físico.

 

Clásicamente se han realizado muchos más estudios sobre los efectos perjudiciales de los videojuegos sobre la salud que sobre los beneficiosos, pero parece que las publicaciones recientes vaticinan un cambio positivo en este sentido.

@muyinteresante

 

Related Posts