La iglesia católica británica reconoce que las parejas del mismo sexo pueden ser buenos padres

LB0433-001La capacidad de la jerarquía católica para modular su discurso sobre la homosexualidad en función del entorno en el que ejerce su acción homófoba es sorprendente. Si en la India, por mencionar un ejemplo conocido, se opone incluso a su despenalización, en Reino Unido, donde las parejas del mismo sexo ya se pueden unir civilmente y adoptar y de lo que se trata ahora es de impedir la aprobación del matrimonio igualitario, la misma iglesiareconoce que las parejas del mismo sexo pueden ser buenos padres.

La afirmación aparece contenida en un documento elaborado por la iglesia católica de Inglaterra y Gales y remitido a los parlamentarios británicos en la que argumentan su oposición al matrimonio igualitario y les piden a estos que voten en contra. “Reconocemos que muchas parejas del mismo sexo crían a sus hijos en hogares llenos de amor y cuidado. Sin embargo, el matrimonio tiene una identidad que en su núcleo es distinta a cualquier otra relación legalmente reconocida, no importa cuánto amor y compromiso puedan existir en estas otras relaciones”, afirma el texto.

Otra argumentación sorprendente es la que el documento hace en referencia a la vigente ley de uniones civiles, a la que en su momento se opuso (y a la que se opone en muchos otros países). “La enseñanza católica, si bien no aprueba la actividad sexual entre personas del mismo sexo, condena la discriminación injusta por razón de orientación sexual. Queremos hacer notar que las parejas del mismo sexo ya disfrutan de forma efectiva de derechos legales equivalente a los de las parejas heterosexuales en virtud de la Civil Partnership Act 2004[la ley británica de uniones civiles]. Una unión civil otorga en esencia a las parejas del mismo sexo beneficios legales, ventajas y derechos equivalentes a los de las parejas heterosexuales. En consecuencia, el cambio propuesto no es necesario para dar a las relaciones del mismo sexo reconocimiento y protección. Nuestra oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo no se basa en la discriminación o el prejuicio, se basa en un esfuerzo positivo para asegurar que los valores sociales únicos que atesora el matrimonio sigan siendo proporcionados por esta institución en el futuro”.

Argumentaciones que desde luego casan poco con la crítica el “relativismo moral” presente hasta la náusea en el discurso oficial de la iglesia católica. Se nos ocurren desde luego pocos ejemplos de un relativismo moral tan extremo como abogar en unos países porque la homosexualidad siga prohibida y verse obligada a reconocer en otros que las parejas del mismo sexo pueden ser efectivamente grandes padres.

La pasada semana, recordemos, el Gobierno británico hizo público el proyecto de ley de matrimonio igualitario en Inglaterra y Gales, cuya discusión en la Cámara de los Comunes tendrá lugar este próximo martes, 5 de febrero.

@dosmanzanas

Related Posts

Algoritmo dice adivinar tu orientación sexual con una foto Aseguran que la orientación sexual y los rasgos faciales guardan relación
Narcos arranca con escena de sexo gay La nueva temporada cuenta con una escena sexual gay muy candente
Película gay cubana es premiada en México La película fue estrenada en el Festival Cinélatino, Rencontres de Toulouse 2017 en el mes de marzo
El tipo de familia no influye en la identidad de género En la identidad de género de los niños no influye si sus padres son homosexuales

Tags: