La lección del ‘hackeo’ a celebridades: borrar no siempre significa borrar

La fotografía que te tomaste en tu teléfono en la que apareces desnudo; y la que borraste, todavía está por allí, en algún lugar.

Esa es la realidad hoy en día debido a cómo los teléfonos modernos, tabletas y laptops guardan tus datos. Por defecto, las fotografías y documentos no solo están en tu dispositivo.

Rutinariamente son “respaldadas en la nube”. Eso significa que fueron copiadas silenciosamente en los servidores de la empresa. Tu selfievergonzosa vive en media docena de máquinas en Norteamérica y Europa.

Esta es la razón por la que puedes acceder fácilmente a las mismas fotografías en tu teléfono, laptop personal y computadora del trabajo. Pero también significa que los datos ya no están en tus manos.

Servicios en la nube como iCloud de Apple, Google Drive y OneDrive de Microsoft operan de esta forma. Eso significa que tu iPhone toma todas tus cosas y automáticamente las coloca en los servidores de Apple. Tu Android mantiene tus fotografías en un centro de datos de Google. Microsoft lo hace para Windows Phone y las laptops.

Pero eso no termina allí. Las empresas llegan a acuerdos para manejar el flujo de datos. Así que tus documentos privados en realidad terminan en servidores de computadora en empresas con las que nunca tuviste contacto: Cisco, IBM, Verizon y otras en todo el mundo.

La lección: a menos que tomes medidas cuidadosas, tus archivos ya no comienzan y terminan con el dispositivo con el que los creaste.

Si borras un archivo de tu teléfono, vive en la nube. Incluso si ingresaste al servicio en la nube y lo borraste allí también, la perturbadora verdad es que la empresa probablemente ya copió tus archivos a otro servidor al que no puedes acceder. En ese caso sería difícil que los hackers también llegarán allí; pero todavía están allá afuera.

Apple confirmó este martes que los hackers filtraron fotografías de celebridades desnudas (como Jennifer Lawrence, Kate Upton y otras) al irrumpir en sus cuentas de iCloud.

Por ejemplo, la actriz de Hollywood, Mary Elizabeth Winstead, dijo que borró sus fotografías “hace mucho tiempo”. El único escenario probable es que las borró de su dispositivo; pero no de los respaldos en la nube.

Pero no te dejes engañar y pienses que esto solo le ocurre a las celebridades. Todos tienen algo que vale la pena hackear.

Los documentos también se guardan en la nube. Eso incluye planes sensibles de la empresa y listas de contraseñas (algo que no se debe hacer, pero las personas lo hacen de todos modos). Cuando los hackers tomaron las contraseñas de la cuenta de Twitter de Associated Press en 2013 y reportaron explosiones en la Casa Blanca, el Dow Jones Industrial Average cayó más de 150 puntos en un minuto.

Si envías tu número de seguro social o número de tarjeta de crédito a tu ser querido, eso también podría respaldarse en la nube. Si es utilizado por hackers, podría arruinar tu crédito.

Eso no significa que la nube sea malvada. Es una forma grandiosa de mantener un calendario, compartir fotografías con tus amigos o colaborar con tus compañeros de trabajo en un proyecto. Pero úsalo bajo tus propios términos. Revisa tu configuración y asegúrate de que sabes qué se almacena allí.

@cnnexpansion

Related Posts

Rusos sin camisa en el #PutinShirtlessChallenge Rusos se quitan la ropa como el presidente en el Putin Shirtless Challenge
El acoso a través de Dick Pics ha llegado a CDMX Esto ya se había popularizado en grandes urbes como Nueva York o Londres
Millenials prefieren sexo antes de la primera cita Casi dos terceras partes de los hombres gay dijeron que no les prenden las fotos de penes
Hombres desnudos leyendo en la cama Luke Austin fotografía principalmente a amigos u hombres que descubre en redes sociales

Tags: