La liga de fútbol australiano cancela un acuerdo de patrocinio con Brunéi por sus leyes homófobas

La filial europea de la Australian Football League (AFL, liga de fútbol australiano) cancelará el acuerdo de patrocinio alcanzado con Royal Brunei Airlines, la línea aérea de bandera del sultanato de Brunéi, debido a la nueva legislación homófoba en este país, que llega a castigar las relaciones homosexuales con la lapidación. El anuncio supone todo un ejemplo para otras entidades deportivas -sin ir más lejos, clubes de fútbol españoles como el Real Madrid o el F.C. Barcelona- que no dudan en alcanzar jugosos acuerdos de patrocinio con estados que criminalizan las relaciones homosexuales.

El fútbol australiano, al que podríamos considerar deporte nacional de Australia, está en realidad más próximo al rugby que al fútbol europeo. Australia es de hecho el único país que cuenta con una verdadera liga profesional, lo que no significa que no se juegue en otros países. En Europa, el fútbol australiano se articula en torno a la filial europea de la AFL (AFL Europe), que agrupa a equipos de varios países, entre ellos España.

En agosto, la AFL Europe llegaba a un acuerdo de patrocinio con Royal Brunei Airlines, que entre otros aspectos contemplaba el transporte de jugadores desde Australia a Europa. Ahora la organización deportiva ha anunciado su intención de suspender dicho acuerdo tras la campaña llevada a cabo por la plataforma All Out, secundada por más de 40.000 peticiones online y que consiguió además que más de 1.300 tuits le fueran enviados a la cuenta oficial de Twitter de la AFL. Un portavoz de la AFL ha explicado que en su filial europea desconocía lo sucedido en Brunéi y ha anunciado que en el plazo más breve posible quedará cancelado un acuerdo que atenta contra los principios de inclusión y respeto a la diversidad que la organización australiana defiende.

No parece tratarse de mera palabrería: la AFL fue de hecho una de las cinco organizaciones que en representación de los deportes mayoritarios de Australia se conjuraban hace unos meses para luchar contra la homofobia en sus respectivos deportes, una iniciativa sin parangón en otros países surgida al abrigo de la Bingham Cup (la copa del mundo de rugby gay, que este mes de agosto celebró su última edición en Sydney). Y ya en 2010, cuando las campañas contra la homofobia en el deporte estaban menos extendidas que ahora, la AFL destacaba por una campaña en este sentido en la que participaron cerca de treinta jugadores y entrenadores.

Con Información de @DosManzanas

Related Posts

30% de gays acepta ejercer violencia a su pareja Otro 60 por ciento afirma que conocen personas que han sufrido violencia intragénero
Twitter tomará medidas ante la creciente oleada de acoso homófobo Twitter anunció hoy que implantará una serie de medidas para luchar contra el acoso y el abuso en esta red social
¿Que pasa si se le pide a un homófobo y a un homosexual que se abracen? Este vídeo es el mejor ejemplo de que no debemos juzgar las cosas antes de conocerlas
Malta prohíbe las terapias de ‘curación’ gay Esta nueva ley ha convertido a Malta en el primer país europeo en prohibir las terapias de reconversión para homosexuales

Tags: