La tortuosa realidad gay en África

Algo tan común como caminar de la mano con tu pareja te podría costar el resto de la vida en la cárcel o morir en ciertos países de África, donde algunos gobernantes tienen una especie de guerra política contra las personas que no se guían por el patrón sexual común o masivo.
Mientras el resto del mundo avanza, existen países que presionan el tradicionalismo y lo ven como la única opción para sobrevivir ante las nuevas políticas públicas que nacen desde la comprensión de los distintos tipos de parejas en el mundo.

africa

Marc Serena es un escritor de viajes que se dedica a relatar la historia de cada país y de cada ciudad que visita. En una travesía que duró cerca de siete meses, Serena recorrió Egipto, Túnez, Argelia, Marruecos, Mauritania, Senegal, Cabo Verde, Costa de Marfil, Ghana, Camerún, Kenia, Uganda, Tanzania, Zambia y Sudáfrica para escribir lo que él llama “Un pequeño atlas de la sexualidad”, según relata el sitio de noticias VICE.

A los homosexuales, según dice el escritor, se les “considera la vergüenza nacional, terroristas que merecen sufrir la persecución”. La pena de muerte según el medio español El Diario, existe en Mauritania, Sudán, el norte de Nigeria y el sur de Somalia, donde las personas que aman o mantienen relaciones pasionales con personas del mismo sexo son condenadas por la ley.

En marzo del 2011, Roger Jean Claude Mbede (31) estudiaba en Camerún y fue condenado a tres años de cárcel por enviar un mensaje de texto a un amigo confesando su amor. ¿Los cargos? Homosexualidad y tentativa de homosexualidad.

La ugandesa Kasha Jacqueline Nabagasera, fundadora de la organización Freedom and Roam Uganda (FARUG) y premio Martin Ennals 2011 por su trabajo en defensa de los derechos humanos, explica que la “extorsión, suicidio, expulsión de las escuelas, chantaje, dificultades en el acceso a la salud, especialmente tratamiento y prevención del VIH/SIDA, violación, asaltos, repudio por parte de sus familias…” son lo deben enfrentar los homosexuales en el continente.

Para la sociedad africana no es suficiente la pena de muerte o la cárcel para quienes no son heterosexuales.

southafrica

Serena relata que uno de los casos que más le impactó de los cerca de 10.000 kilómetros recorridos en el continente, fue el caso de las lesbianas en el África subsahariana donde la mutilación genital femenina es habitual.

El escritor asistió a una boda clandestina entre dos hombres en Costa de Marfil. En este país los gays y lesbianas han desarrollado un nivel más marginal para comunicarse, con una jerga especial se salvan de salir del clóset en público con declaraciones que claramente les podrían costar la vida.

Mientras siguen muriendo homosexuales, mientras se siga creyendo que 20 latigazos en la vía pública es “lo mejor que le podría pasar a un homosexual en estos países”, ideas como el matrimonio entre personas del mismo sexo llegan a parecer insólitas.

En el medio oriente hombres mayores de edad, casi cercanos a la tercera edad, continúan casándose con grupos de niñas menores de edad y condenan a piedrazos a homosexuales, pero hacen la vista gorda a la pedofilia.

africa_previo

Sin embargo y tal como relata el diario español El Mundo, el informe Zeitgeist, que valora las búsquedas anuales de Google, ha determinado que países como Uganda, Jamaica y Ghana son quienes registran más visitas a páginas relacionadas con pornografía homosexual. Las palabras que más se buscan son: homosexualidad y porno gay.

De hecho, según relata Serena “El presidente de Gambia, Yahya Jammeh, dijo el año pasado que esta es ‘una peste’ que se debe combatir como los mosquitos que causan la malaria ‘o incluso de un modo más violento’. Robert Mugabe, presidente de Zimbabue, ha repetido varias veces que ‘los homosexuales son peores que los cerdos y los perros’. Dice que nunca le diría a su perro que es gay porque se ofendería. En Liberia hay un premio Nobel presidiendo el país, Ellen Johnson–Sirleaf y también defiende las mismas ideas”.

Algunos pastores evangélicos radicales y populistas de esos países alcanzan 150 millones de dólares en activos. Con su “trabajo” e influencia dentro de una sociedad ignorante en cuanto a materias de sexualidad, estos religiosos logran recaudar millones y algunos hasta cuentan con jet privado, como el caso del pastor David Oyedepo, cuyo patrimonio se estima en más de 140 millones de dolares.

Con Información de @biobio

Related Posts

Revelan cuantos hombres gay tienen sexo sin condón Casi dos de cada tres hombres que tienen sexo con otros hombres lo hacen sin condón
Man in an Orange Shirt, nueva serie gay de la BBC La BBC estrena ‘Man in an Orange Shirt’ una nueva serie que narra una conmovedora historia de amor gay
Tokio quiere romper el tabú ‘gay’ Una organización japonesa prevee instalar un Pride House para la comunidad gay
Llegó la versión británica de Brokeback Mountain La cinta ganó un Teddy Award por mejor película LGBT

Tags: