Las bodas gay avanzan, terapias de conversión retroceden

98841994Luego de California (oeste), Nueva Jersey (este) se apresta a convertirse en el segundo estado del país en prohibir estas prácticas en los menores de 18 años.

Pero a pesar de esto, las terapias de “conversión” continúan existiendo, a menudo vinculadas con grupos cristianos conservadores, con terapeutas que los apoyan.

A Ryan Kendall, de 30 años y estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad de Columbia en Nueva York, no le alcanzan las palabras duras para denunciar esas prácticas.

A los 14 años, sus padres -cristianos conservadores- descubrieron en su diario personal que era homosexual. Kendall ya sabía que no iba a cambiar de orientación sexual, pero entre los 14 y los 16 se vio obligado a consultar a varios terapeutas.

“Me dieron que menos del 1% de la población mundial era gay; que iba a morirme de sida antes de los 30 años; que a Dios, mi familia y la sociedad no les gustaba como era”, explica.

Ryan vivió dos años de descenso a los infiernos, marcados por deseos de suicidarse y una ruptura total con su familia.

“Perdí todo: mi familia, mi fe, mi techo, mis oportunidades de estudiar.

Durante los siguientes diez años estuve deprimido, a veces sin domicilio fijo, abusé de drogas”, cuenta.

Kendall logró superar la situación, decidió continuar estudios de derecho en la Universidad de Yale y convertirse en un abanderado de la lucha contra esas terapias que asocia a maltrato infantil y, que a su entender, dejan graves secuelas. “Uno desarrolla síntomas postraumáticos con los cuales deberá vivir toda su vida”, sostiene.

“Es doloroso”

El mes pasado, para satisfacción de los defensores de los derechos de los homosexuales, cerró sus puertas la organización más antigua que aún afirmaba que los gays podían cambiar de orientación sexual a través de la terapia y la oración.

Exodus International, creada en 1976, tenía unas 150 oficinas en Estados Unidos y Canadá.

Antes del cierre, su presidente Alan Chambers pidió disculpas por “la pena y el sufrimiento” ocasionados.

El año pasado había reconocido que el 99.99% de los homosexuales que siguieron terapias de conversión no cambiaron de orientación sexual.

Sin embargo, ciertos terapeutas persisten.

En Nueva Jersey, la doctora Tara King suspira ante la posibilidad de que este estado prohíba la terapia de “conversión” en menores de 18 años.

“Si aprueban la ley, pararé”, dice en su gabinete en el municipio de Brick, sentada junto a una enorme Biblia.

Para esta exlesbiana soltera de 49 años, muy cristiana, se trata de un ataque a la libertad de culto y a la libertad de expresión. A su entender, el Estado no debería decir a los padres cómo educar a sus hijos.

Ella misma se “convirtió” gracias a nueve largos años de terapia, porque con 24 años ya no lograba conciliar su fe y su homosexualidad.

“Era mucho trabajo.

Es doloroso. Es como con los alcohólicos. Algunos pueden sentir ganas de beber años más tarde”, continúa.

Sus pacientes son a menudo jóvenes enviados por sus padres.

“Solo hablamos de lo que el paciente quiere hablar. No cuestionamos su modo de pensar; ofrecemos soluciones.

No estoy segura de que un diálogo haga daño”, agrega, admitiendo que si el joven no desea cambiar ella no podrá hacer gran cosa.

Pero King sigue creyendo que un trabajo personal permite volver a los homosexuales heterosexuales.

“Porque ése no es el camino que Dios prefiere para ellos”, afirma.

Luego de California y Nueva Jersey, Nueva York y Massachusetts (noreste) estudian adoptar la prohibición de las terapias de “conversión”.

@siglo21gt

Related Posts

Afirman que la mariguana es un afrodisíaco natural La gente que fumó un porro antes de tener sexo reportó tener efectos afrodisíacos
Revelan cuantos hombres gay tienen sexo sin condón Casi dos de cada tres hombres que tienen sexo con otros hombres lo hacen sin condón
Man in an Orange Shirt, nueva serie gay de la BBC La BBC estrena ‘Man in an Orange Shirt’ una nueva serie que narra una conmovedora historia de amor gay
Tokio quiere romper el tabú ‘gay’ Una organización japonesa prevee instalar un Pride House para la comunidad gay

Tags: