Lo frágil de la masculinidad

Le cuento que estoy bien enojado con todos.

Esta semana he estado leyendo algunas notas de revistas de moda importantes en Facebook y más plataformas digitales. Me parece increíble el impacto que tiene un simple accesorio a la estabilidad de la sociedad y a la moda que conocemos.

Hablo de los chokers para hombre que está vendiendo Asos, y aunque tengo claro que no son para todos, estéticamente son como cualquier otro que se ha vendido. La verdad están padres y se pueden ver muy bien si sabes cómo hacerlo. Independientemente si te gustan o no, los chokers se han vuelto un tema porque son demasiado delicados y femeninos para un macho cualquiera. Cualquier pieza que refleje feminidad y que se salga de los estándares del estilo implantados por la sociedad en automático se vuelve enemigo del hombre, pero definitivamente no nos hemos puesto a pensar que son solo cosas materiales sin esencia alguna. Claramente la gente piensa que al comprar un choker también te regalan la cirugía de cambio de sexo y no es así. Pelear y estar en contra de un tema tan idiota como éste únicamente refleja ignorancia y poco profundidad.

Claro, como todo, Asos no es el primero en imponer la tendencia de los chokers para hombre. Reaparecieron en julio con marcas como Louis Vuitton, Hood by Air y Fenti de Puma por Rihanna, pero David Bowie, Mick jagger y Lenny Kraviz son algunos de los que plantaron la idea desde el principio.

¿Por qué las mujeres son invitadas y celebradas para usar lo que les plazca? No es competencia, pero para dar a entender mi punto, nosotros estamos condenados a vivir bajo el yugo de lo casual y lo aburrido sin alguna posibilidad de probar cosas nuevas porque nuestra hombría y masculinidad se ve gravemente afectada. ¿Qué pasaría si los hombres fuéramos libres de ser personas con emociones profundas y gustos ilimitados de colores, texturas y formas? ¿Apoco las mujeres no se ven increíbles con corbata?

Constantemente somos bombardeados de lo que está permitido y de lo que no, no tenemos ninguna libertad sexual, emocional o estética, y por eso crecemos llenos de complejos que nos impiden ser libres.

Hay que empezar a cansarnos de prohibición fundamentada en roles. ¿Honestamente díganme si no se ve increíble esto en Mick Jagger o Prince?

Ya quiero que llegue el día en el que la gente deje de meterse en lo que no le afecta. Antes de hablar pensemos que comentarios así llegan mucho más profundo de lo que pensamos, no se trata únicamente de moda.

Búsquenme en mis redes sociales como The Carl Trend para más notas como esta.
Besos.

Related Posts

Millenials modelan para Dolce & Gabbana La marca italiana reveló las imágenes de su nueva campaña publicitaria
Balenciaga estrena bolsa de compras de $1,100 Dlls. Diseñada en Italia y con asas de piel, cuenta con un espacioso interior y el logo de la marca al frente
Cabello en tendencia: platino color blanco El verano es la época perfecta para arriesgarse con estos looks
One DNA crea una línea de ropa “sin fronteras” El diseño es de género neutro y se mantiene tanto en la silueta como en la fabricación

Tags: