Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Mar 1, 2016

Más papistas que el papa: todos contra Yuri

Más papistas que el papa: todos contra Yuri

Gran controversia generó un reciente twit de la cantante Yuri en donde apoyaba la promoción de la recién estrenada película Pink, controversial cinta que critica la adopción por parte de parejas homo parentales. Tal ha sido el revuelo que se han organizado protestas a las afueras de sus conciertos y mítines “exigiendo” las disculpas de la cantante, que hasta antes del incidente era percibida como gay friendly.

Un poco más de antecedentes, Pink es una cinta que fue producida con el dinero de la iglesia cristiana, Cristo Vive, organización que está de más decir cuenta con los recursos necesarios para promover este tipo de mensajes. Muy seguramente o es la misma iglesia en donde participa Yuri o de alguna forma está relacionada, ya que está de mas confirmar su sabida afiliación al cristianismo.

En la cinta se muestra a una pareja de dos hombres sumamente caricaturizada, situación que no se aparta en nada a lo que Televisa ha estado durante décadas. Por un lado, un hombre musculoso, moreno, muy mexicano, interpretado por Charlie el ex-Garibaldi, y por el otro, un personaje ya mayor, sumamente afeminado, con el pelo pintado de guero y vestido de señora. La primera pregunta salta a la mente, ¿en que mundo existe esa pareja?, porqué en el que yo vivo, no conozco a ninguna así, aunque puedo equivocarme y sí existen, pero que porcentaje de las parejas gay podrían ser así, un 0.0000001%, quizá. De esa premisa, parte el error. Que objetivo puede ser una narrativa en donde nos muestra una pareja irreal, que a través de esas irrealidades, crean una serie de conflictos a sus hijos adoptivos, ya que en efecto, viviendo en una pareja tan sui generis, es más que probable estando en una sociedad tan confundida como la nuestra, les causen sufrimiento, rechazos, desprecios y demás. Pero, y ahí el gran pero, este tipo de parejas son tan, pero tan extrañas, que retratar eso y hacernos pensar que por eso todos los hijos de una pareja gay sufrirán igual, es un gran atrevimiento. También nos podríamos hacer la pregunta que tendría más que ver con un tema sociológico, si realmente el problema es que exista esa pareja y por ende sus hijos sufran, o si la sociedad es la que está tan enferma para hacer sufrir a niños inocentes que lo único “malo” que hicieron, ante los ojos de la sociedad, es tener dos papas estrambóticos, ¡vaya locura!, ¿no?, pero así es la sociedad en donde vivimos.

adopciongay01

Ahora, ¿saben que?, todo esto se vale, creo que en una sociedad libre, se vale expresar todo tipo de ideas, aún cuando estas sean discriminatorias o irreales, sobre todo en un medio como el cine, en donde el espectador decide y paga por ir a ver una historia, nadie lo obliga.

Dicho esto, me regreso a Yuri, investigando los antecedentes de la productora de Pink, Armagedon, podemos ver que son los mismos que han producido las películas de Yuri, de ahí una relación profesional y quizá hasta afectiva, eso sin tomar en cuenta la posible relación que seguramente también existe a través de la iglesia cristiana. Así es que todo podría ser tan solo un favor personal o profesional a un amigo o colega.

Hasta ahí, vamos bien, en donde tengo que ser quizá incluso aún más crítico, es en la reacción del colectivo gay, sentando como base lo que he dicho, y reafirmando que no creo que esta película sea digna de verse, ni que las acciones de promoción de la misma sean loables, me avergüenza que un colectivo que podríamos decir podría asumir cierta razón con fundamentos en sus demandas, termine actuando de una manera tan infantil e inmadura. ¿De que me sirve a mi una disculpa de Yuri?, ¿de que le sirve a alguien pararse a gritar afuera de sus conciertos?, ¿de que sirve ofenderse?

No con esto digo que no se haga nada, al contrario, hay acciones que realmente hablan, y bien sabemos que en nuestra sociedad quien habla es el dinero, así que si realmente nos sentimos tan en la razón y tan fuertes, tan simple, y tan sencillo, no veamos la película, dejemos de escuchar a Yuri, no asistamos a sus conciertos, ni veamos sus presentaciones, elimínenla de sus redes sociales, bórrenla de sus vidas, y listo. Con el tiempo, verá las consecuencias de sus acciones y quizá lo que consideró una inocente ayuda, se dará cuenta que no lo fue tanto y entonces, tendrá que hacer algo al respecto, y ya estará de ustedes, sus fans, creerle o no.

Pero, ¿para que tanto rollo?, el poder está en la acción y las celebridades son nada sin sus seguidores, creo que ya estamos en un nivel social en donde podemos ser más inteligentes y manejarnos a la altura de las circunstancias, ¿que no?

@juanmafarias para ENEWSPAPER

Related Posts

La posición del misionero ya no es la preferida en la cama Actualmente la posición más deseada es la del perrito tanto para hombres como mujeres
Malta prohíbe las terapias de ‘curación’ gay Esta nueva ley ha convertido a Malta en el primer país europeo en prohibir las terapias de reconversión para homosexuales
La BBC revela promocional navideño con pareja gay Una de las partes más emotivas es un beso entre dos hombres de edad madura en medio del comercial
Debatirá SCJN obligación de prestaciones a parejas gay “No existe razón constitucionalmente aceptable para impedir el goce de los derechos de la seguridad social"