Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Mar 25, 2013

Matrimonio gay en México es posible gracias a vacío legal

matrimonioPese a que sólo la Ciudad de México permite explícitamente matrimonios homosexuales en suelo mexicano, algunas autoridades en lugares con reglas más restrictivas reinterpretan las leyes y consiguen casar a parejas del mismo sexo de forma totalmente válida.

El pasado 27 de enero, en el municipio de Cuauhtémoc se casaba una pareja de hombres en un Estado, Colima, en el que no hay leyes que permitan casarse a los homosexuales, pero tampoco que lo impidan.

La artífice de este matrimonio fue Indira Vizcaíno, la alcaldesa del municipio, quien a sus 26 años se ha convertido en la primera autoridad de su estado en decir “sí” a la solicitud de una pareja homosexual que quiso contraer matrimonio.

“Es completamente legal”, dijo así de contundente el investigador Daniel Márquez del Instituto de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien explicó a Efe que lo que la edil está haciendo es una interpretación de la ley “en términos de la vigencia de derechos humanos”.

En 2011, recordó, hubo una reforma a la Constitución mexicana que permite a las autoridades destacar siempre la esencia de los derechos humanos, según los criterios de la Corte Interamericana y de la Convención Interamericana en la materia.

Al respecto, Vizcaíno explicó en una entrevista con Efe que la decisión de autorizar el matrimonio homosexual se tomó “tras hacer un análisis jurídico completo, atendiendo a la supremacía que tiene la Constitución federal reformada en 2011, que amplía el concepto de los derechos humanos poniéndolos incluso por encima de la Constitución”.

“Está muy claro en nuestra Constitución federal el tema de los derechos humanos, el tema de la igualdad y el no negar ningún servicio por razones de diversidad sexual. Es una obligación que tenemos como autoridad”, añadió.

La Ciudad de México es desde 2009 la única entidad federativa que permite de forma explícita los matrimonios entre personas del mismo sexo, mientras que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió en 2010 que los 31 estados del país deben reconocer la validez de tales casamientos realizados en la capital.

En algunos estados hay otra figura, las sociedades de convivencia, y en otros más queda al criterio de los jueces o alcaldes realizar o no matrimonios homosexuales, aunque en el caso de negarse, los solicitantes siempre pueden recurrir a la SCJN.

En diciembre pasado, el máximo tribunal del país sentó un precedente al conceder el amparo solicitado por tres parejas homosexuales a las que las autoridades del sureño Estado de Oaxaca negaron la autorización para contraer matrimonio.

En diciembre de 2011, dos parejas homosexuales lograron casarse en Quintana Roo después de demostrar un vacío legal en la legislación de ese Estado del Caribe mexicano, que sólo hace mención de las “personas interesadas en contraer matrimonio”, sin precisar su sexo.

Esas bodas fueron declaradas nulas debido a un recurso interpuesto por una ciudadana, pero finalmente el Gobierno del Estado tuvo que validarlas a raíz de las denuncias por violaciones a los derechos de los contrayentes presentadas ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y la Procuraduría de Justicia (fiscalía) estatal.

El vacío legal de Quintana Roo también fue utilizado por la alcaldesa Vizcaíno, pues en el código civil de Colima tampoco se estipula el sexo de los contrayentes.

“Entre los requisitos jamás menciona que la solicitud se presente por un hombre y una mujer, y en los impedimentos tampoco señala que se les pueda negar este servicio porque la solicitud sea presentada por dos individuos del mismo sexo”, apuntó la alcaldesa.

Pero por encima de los términos legales, lo que llevó a Vizcaíno a tomar su decisión fueron convicciones morales.

“Nosotros creímos que lo correcto es no discriminar, no negarles este derecho, tratarlos con igualdad y permitir que el matrimonio se llevara a cabo”, dijo la edil de ese municipio en el que ya hay siete solicitudes formales más y dos bodas homosexuales previstas.

En opinión del investigador Márquez, en México se tiene que avanzar en términos legales pero sobre todo se necesitan más autoridades “que salgan de los moldes de rigorismo legal y empiecen a considerar a los seres humanos como parte sustancial en las relaciones de orden jurídico”.

@Terra_MX

Related Posts

Margarita Zavala: ¿a favor o en contra del aborto y matrimonio gay? La aspirante a candidata presidencial habló con Forbes México sobre algunos de los temas más sensibles en una plataforma electoral
SCJN avala matrimonios gay en Nuevo León, Hidalgo y Chiapas El ministro José Ramón Cossío advirtió que no existe razón de índole constitucional para desconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo
Sí se discutirá iniciativa de bodas gay en el Congreso: Roque Villanueva De esa manera descartó la versión que sostiene que los legisladores del PRI mantendrán dicha iniciativa en la congeladora
1,500 personas han cambiado su identidad de género en CDMX Las modificaciones al Código Civil del entonces Distrito Federal referidas y que entraron en vigor el 15 de octubre de 2015