México desplaza a Estados Unidos como el país con más obesidad en el mundo

obesidad-azucar-800x596

El estilo de vida, el aumento de los ingresos y del vicio de consumo en nuestro país, han alimentado una lucha interminable que esta matando a miles cada año, se trata de la batalla desesperada de la obesidad.

A pesar de que casi medio país está en pobreza y que el gobierno ha lanzado la Cruzada Nacional contra el Hambre, la FAO informó que México tiene una tasa de obesidad en adultos del 32.8% (justo por encima de 31.8 por ciento de Estados Unidos), culpando a la producción agrícola cada vez más industrializada de la epidemia tanto de obesidad como de desnutrición.

La FAO considera a México como la nación poblada más obesa del mundo.

Diabetes y enfermedades cardiovasculares que se derivan del sobrepeso no limitan a los mexicanos a seguir comiendo y comiendo. Esta crisis además ataca desproporcionadamente, a los pobres y jóvenes, a los obesos y a los desnutridos…

“Las mismas personas que están desnutridas son las que se están convirtiendo en obesas”, dijo el doctor Abelardo Avila delInstituto Nacional de Nutrición de México. “En las clases pobres tenemos padres obesos y niños desnutridos. Lo peor es que los niños se están programando para ser obesos. Es una epidemia muy grave “.

Cerca del 70% de los mexicanos adultos tiene sobrepeso, y la tercera parte de ellos están muypasados de peso. La obesidad infantil se triplicó en estos últimos diez años y casi un tercio de los adolescentes de México también sufren de obesidad. Los expertos dicen que cuatro de cada cinco de ellos seguirá siendo obeso toda su vida.

Con respecto a las enfermedades derivadas de la obesidad, la diabetes cobra cada año más vidas, 70,000 personas mueren al año a causa de esta enfermedad, y casi uno de cada seis adultos mexicanos la padecen. Las enfermedades relacionadas con el corazón completan la lista de las principales causas de muerte del país y más de 400,000 nuevos casos son diagnosticados cada año.

Nada de esto es una sorpresa, los expertos han estado advirtiendo acerca del aumento de la obesidad en la población durante años. Autoridades locales, estatales y federales han tratado de luchar creando programas que hasta ahora han sido ineficaces. La Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO) hace dos años pidió a México considerar la obesidad en su población como una emergencia nacional.

Los críticos han acusado a la “Cruzada contra el Hambre” del Gobierno Federal como una campaña electoral con la vista puesta, por ejemplo, en las elecciones que se celebraron este domingo. Muchas de las personas que se beneficiarían con este programa viven en los países más empobrecidos del sur del país, donde las comunidades rurales indígenas se han visto especialmente afectados por la desnutrición acompañada de casos de obesidad.

Ávila y otros expertos critican los programas de lucha contra la pobreza desde hace mucho tiempo que tienden a poner dinero en las manos de las familias rurales que a menudo lo utilizan en frituras y refrescos en lugar de alimentos nutritivos.

Pero México no está sólo, la gente en Estados Unidos y otros países ricos son casi tan obesos como nosotros. Además se empiezan a sumar otros países en desarrollo ya que las familias rurales abandonan la tierra, los empleos de ciudad exigen menos físicamente y los alimentos que ingerimos con cada vez más ricos en grasas saturadas, azúcar y conservadores.

“El resultado es que para muchos mexicanos, sobre todo en las zonas urbanas como en los estados del norte, el cambio a una dieta más sana se está convirtiendo cada vez más difícil”, publicó Olivier de Shutter, experto de la ONU, en un informe sobre la agricultura mexicana y la nutrición hace dos años.

Lo que los mexicanos llamamos la dieta de la Vitamina T (tacos, tortas, tamales) es ahora gran parte del problema. Los platillos que antes era reservados para ocasiones especiales, ahora son consumidos a diario, los estilos de vida más sedentarios, junto con la capacidad de comer como si fuera una fiesta casi todos los días, han ayudado al aumento de sobrepeso país.

Muchos expertos también culpan a la popularidad de los restaurantes estadounidenses de comida rápida y bocadillos de comida chatarra, que se han extendido rápidamente desde la apertura de la economía local a los vendedores globales en la década de 1990.

Los mexicanos de las grandes ciudades devoran pizzas, hamburguesas y pollo frito sin preocupación. Frituras relativamente baratas, galletas y refrescos invaden los estantes de las tiendas, y no sólo en la ciudad, también en las zonas rurales y pobres. ¡No hay lugar donde Coca-Cola no llegue!

A pesar de que desde hace tres años las autoridades establecieron un acuerdo nacional con los sindicatos y productores de alimentos para reducir el consumo de comida chatarra, el esfuerzo se vio debilitado por las presiones ejercidas por la industria agroindustrial, aunque se aumentaron los impuestos sobre el refresco y los alimentos ricos en grasas trans y azúcares, el problema del sobrepeso y la obesidad no se localiza únicamente en el comportamiento del consumidor, sino en el sistema alimentario en conjunto.

Sin embargo, muchos mexicanos con mejores recursos económicos, ahora llevan estilos de vida más saludables.

Los supermercados ofrecen alimentos bajos en calorías, más frescos y ligeros. Los restaurantes comienzan a voltear la mirada hacia lo nutritivo y ahora se han hecho populares las ensaladas, los gimnasios se han vuelto más accesibles.

Ahora en esta constante lucha donde la comida chatarra que antes era un lujo y ahora no lo es y con todo el marketing alrededor de ella que no permite que se deje de consumir, y los alimentos sanos y nutritivos que se han vuelto accesibles sólo para clases privilegiadas, no sabemos quién ganará.

@vivirmexico

Related Posts

Estar soltero es peor para la salud que ser obeso La falta de interacción social daña a nuestra salud mental y física
El metro de CDMX instala un asiento con pene El asiento está moldeado con el abdomen de un hombre, su ombligo y un pene flácido
En 7 años 8 mil parejas gay se han casado en la CDMX El 54.4 por ciento de esos matrimonios han sido entre hombres y el resto entre mujeres
Nueva web serie gay 100% mexicana Todavía no se ha revelado la fecha de estreno

Tags: