Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Abr 2, 2013

Obispos Irlandeses amenazan con no inscribir ningún matrimonio si se aprueba el matrimonio gay

sacerdoteLa Conferencia Episcopal Irlandesa ha presentado un informe ante la Convención Constitucional, que valora en estos momentos la posibilidad de incorporar el matrimonio igualitario al ordenamiento jurídico irlandés, en el que advierte que los sacerdotes católicos podrían dejar de registrar civilmente los matrimonios que celebren si finalmente se autoriza este derecho a las parejas del mismo sexo.

La Convención Constitucional se convocó en el año 2012 para deliberar sobre determinadas enmiendas a la Constitución, como la regulación del sistema electoral, la reducción de la duración del mandato presidencial, la eliminación de las referencias a la blasfemia, la disminución de la edad legal para tener derecho al voto o la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo. Respecto a este último asunto se han presentado alrededor de 1000 informes, de los cuales al menos tres cuartas partes se mostrarían favorables. La propuesta cuenta tambiéncon el apoyo del viceprimer ministro, el laborista Eamon Gilmore, así como de un importante respaldo de las encuestas de opinión.

También la Conferencia Episcopal Irlandesa ha querido presentar su propio informe, un documento de diez páginas, en cuyo punto 29 se señala que “es importante destacar que en Irlanda la Iglesia y el Estado cooperan estrechamente en el registro de los matrimonios. Teniendo en cuenta esto, cualquier cambio en la definición del matrimonio crearía grandes dificultades. Si hay dos definiciones totalmente diferentes del matrimonio, la Iglesia ya no podría llevar a cabo el elemento civil”.

Para que una boda sea reconocida legalmente en Irlanda, es preciso que un oficial la inscriba en el registro civil. De los 5.600 oficiales de registro autorizados, 4.300 son sacerdotes católicos, que registran el 70% de las bodas que se celebran anualmente. Un portavoz de la oficina de comunicaciones de la iglesia católica ha explicado que “hasta ahora, y en representación del Estado, el sacerdote actúa como oficial de registro del matrimonio entre una mujer y un hombre. Obviamente, si la definición de matrimonio cambia, su función también cambiará”.

Según el texto presentado ante la Convención Constitucional, para la iglesia católica el matrimonio “es una institución social que se ha desarrollado principalmente para el beneficio de los niños”. Según sus expertos, esta institución ofrece sus mejores resultados cuando, “los niños tienen dos padres, un padre y una madre, que están unidos entre sí en un matrimonio estable”. Si se autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo, según el informe, “el matrimonio se reducirá a una certificación de la relación sexual entre dos personas y dejará de ser la institución sobre la que se fundan la familia y la sociedad”.

Por su parte, el portavoz de GLEN (Gay and Lesbian Equality Network), una agrupación de defensa de los derechos LGTB centrada en la promoción de cambios legislativos y sociales, ha expresado su respeto por la libertad de religión y ha asegurado que no pretenden obligar a que los oficiales de registro religiosos inscriban los matrimonios entre personas del mismo sexo si no desean hacerlo. En cuanto a la protección de los niños, estima que “nuestras leyes deben proteger y cuidar a todos los niños por igual, sea cual sea la familia en que hayan nacido o hayan sido criados“.

@DosManzanas

Related Posts

El Frente Orgullo Nacional no tomará el Ángel como resistencia civil En contraste, se concentrarán en varios puntos de la ciudad para pronunciarse a favor de la diversidad
Rectores exigen Estado laico y respeto a diversidad sexual Se pronunciaron en contra de la discriminación e hicieron referencia a las convenciones internacionales en torno al derecho de las personas a casarse
Constituyente incluye bodas gay y marihuana El debate se centrará en esos temas, asegura especialista de UNAM