One Direction ‘guía’ la euforia de redes sociales a su concierto en México

One-Direction-México1A medio concierto, los chicos de One Direction buscaban a Fernanda, una de las fans que vía redes sociales les preguntó cuál era su momento favorito del día. Muchas gritaron y levantaron la mano.

Ellos son la boy band de esta generación, en una época en la que predominan los pósters sobre muros virtuales y donde los clubs de fans son hashtags.

El Foro Sol estaba lleno este sábado por la noche, dividido entre adolescentes y adultos que los acompañaban. Desde la explanada podía notarse un color rosa predominante en las gradas: la mayoría de las más de 50,000 personas en el recinto eran niñas.

Ellos lo dijeron varias veces: “Este es el concierto más grande que hemos hecho”.

Gina y Mariana, de 13 años, compraron su boleto en noviembre pasado y viajaron desde Playa de Carmen a la Ciudad de México para hacer lo que “cualquier directioner haría: llorar y cantar”.

Ellas fueron parte de los cientos de fanáticas que esperaron a la banda en el hotel donde se hospedan, en el centro de la capital.

“¡Nos encantan, nos encantan!”, decía Gina mientras su amiga interrumpía sus saltos por una ola de euforia convertida en lágrimas. Momentos antes, ella misma se jalaba el cabello con fuerza por la emoción.

A su alrededor, además de otras niñas vestidas de pie a cabeza con mercancía del grupo, una que otra mamá cargaba una bolsa con un “1D” impreso, mientras que algún papá usaba una gorra morada con copias de los autógrafos de Harry, Liam, Louis, Zayn y Niall.

La banda abrió el concierto con Up all night, I would y Heart attack. Los gritos de las adolescentes eran ininterrumpidos, pero las frases en español que los One Direction decían para ellas subían el volumen. “¿Qué pasa?”, dijo Niall casi al inicio, sin su acento británico; “Qué tal”, agregó Liam.

El escenario estaba adornado con paneles desnivelados sobre los cuales se proyectaban edificios de luces que formaban el paisaje urbano de Londres.

Cuentan con toda la parafernalia de un ídolo pop del siglo XXI: cuentas de Twtitter, Facebook, Instagram, SoundCloud, Pinterest y YouTube; ediciones limitadas de celulares; la promoción de un videojuego; una película en 3D próxima a estrenarse; un perfume y hasta un sitio web que te redirecciona a ediciones según cada país, México incluido.

Su origen de reality, dicen, es muestra de que en estos tiempos manda el público (al menos es la visión de su mentor, Simon Cowell): fueron el tercer lugar del programa X Factor, pero superaron a sus rivales en fama luego de que el juez más estricto del show les regaló un contrato con Syco Music.

El ingreso al Foro con grandes pancartas estaba controlado; solo quienes estaban más cerca del escenario levantaron hojas con mensajes de amor. El resto se siente satisfecho con saber que tiene las redes sociales.

En una de las interacciones de la noche, las pantallas mostraron varios tuits de fans. Uno les preguntó si podían bailar como Shakira y durante unos minutos, los cinco ídolos pop bailaron al ritmo de Hips don’t Lie.

En las dos horas que duró el evento cantaron los éxitos de sus dos discos como One thingC’mon C’mon y Change my Mind. La lista también incluyó los covers One Way or Another, de Blondie y Teenage Dirtbag, de Wheatus.

Mientras se escuchaban de fondo algunas notas de sus éxitos, los One Direction elogiaban al público mexicano: “Son los mejores del mundo. Son los mejores fans del mundo”.

El encore fue casi imperceptible. No hubo gritos al unísono de “otra” ni abucheos, pero las fans no se iban y ellos regresaron.

“Este es mi show favorito de todos los tiempos”, dijo Harry Styles en inglés casi al final. Luego pidió a la multitud: “Vamos a intentar una ola mexicana” y antes de cerrar con What makes you Beautiful,  tomó una foto que publicó este domingo en su cuenta de Instagram.

El fair play  del fanatismo

Acampar y dejarse llevar por la euforia es una ‘tradición’ que permanece entre las aficionadas pop. Varias directioners pasaron la noche de este jueves –un día antes de la llegada del grupo- en los alrededores de un hotel ubicado en Paseo de la Reforma donde se hospedaría la banda, de acuerdo con un reporte de Notimex.

Ante una falsa alarma sobre la llegada de los chicos, los fans corrieron hasta derribar vallas que la policía local y el área de seguridad del hotel pusieron para evitar una entrada masiva, según reportes de varios medios.

Luego se reprocharon unos a otros en Twitter: “Eso ya es una grosería, hasta tiraron las vallas”, escribió una usuaria.

Días antes de su llegada, las fanáticas colocaron varios hashtags del grupo entre los más populares de Twitter, incluido #welcometomexicoonedirection este viernes. En éste publicaban dibujos dedicados al grupo o imágenes de mapas que mostraban la ruta del avión como si fuera tiempo real.

Sin embargo, seguidoras de otros países hicieron popular el trending topic #mexicanasnomerecenconcierto, lo que generó discusiones entre algunos fans vía Twitter. Algunas directioners de México reclamaban que habían ayudado a otras seguidoras a colocar temas de tendencia para atraer atención y lograr la visita del grupo a su país.

Las #crazymofos           

“(Ustedes) son como todas las otras crazy mofos del planeta”, gritó Niall Horan en el concierto. Un día antes había escrito en Twitter que “podía escucharlas afuera del hotel”. 

Como a las beliebers de Justin Bieber, existen las directioners de One Direction. Pero hay un subgrupo solo para Niall: las crazy mofos.

El integrante de la banda que toca la guitarra se refirió hace algún tiempo a sus fans con este término. La segunda palabra acorta la expresión vulgar motherfucker.

Desde entonces, sus seguidoras adoptaron la etiqueta.

@cnnmx

Related Posts

Lana del Rey regresa a México Aún no existen detalles sobre este concierto
Bruno Mars presentará su tour en CDMX El cantante ofrecerá cuatro conciertos iniciando el 31 de enero del 2018
Liam Payne podría publicar una foto desnudo Prometió desnudarse si su nuevo sencillo llega al número 1
Justin Bieber canta Despacito con Luis Fonsi Apenas interactuaron durante la canción, y por algún motivo el canadiense ignoró a Fonsi

Tags: