Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Mar 6, 2013

¿Por qué la gente sube fotos de comida en Redes Sociales?

¿Por qué la gente sube fotos de comida en Redes Sociales?

Instagram-food-17Cuando platico con alguien que esta incursionando o esta un algo alejado de las Redes Sociales, siempre mencionan “y luego hay gente que hasta pone lo que esta comiendo, un exceso!“. Hoy trataré de darle forma a este mensaje que causa extrañes entre tanta gente.

Siempre habrá un segmento de la población que realmente es fan de la comida, y les encanta compartir fotos de sus platillos, más allá de esto hay una interesante razón por la que todos deberíamos de compartir una fotografía de nuestra comida. Por ejemplo, esta Carl’s Jr que comí hace un tiempo y publique en Flickr.

Regresaré a un punto básico de las Redes Sociales, las emociones. Todo aquí son emociones. Siempre que lanzamos un mensaje generamos emociones en la gente; y es precisamente lo que buscamos. Crear emociones en las personas que las haga reaccionar de forma positiva, no necesariamente hacia nosotros sino con nosotros.

De lo anterior, podemos entender que el compartir una fotografía de lo que vamos a comer no es un acto de compartir nuestro momento como tal, sino de compartir una imagen que sabemos va a generar una emoción en más de una persona, y de las cuales una gran mayoría va a reaccionar (ese es tema para otro artículo).

Y es precisamente esa reacción la que va a generar una asociación con nuestra marca (nombre) en la mente de la persona. “Ah, que rico come ese Jorge“. Lo más interesante es que, bien manejado, podemos lograr que sean emociones positivas las que sean asociadas.

Esto no es nuevo, creo que en algún punto todos lo hemos experimentado, por ejemplo, en Monterrey hay un restaurante llamado El Diego que es uno de mis favoritos, y tal vez para muchas personas haya mejores restaurantes que éste, pero cada vez que voy es la combinación de amigos, servicio, alimentos, lugar, vista la que genera en mí una emoción muy agradable, y es el lugar en donde mejor me la paso, por ende en mi mente “el mejor restaurante es El Diego. Punto.“. La comida pasó a segundo plano.

Cuando publicas una fotografía de tus alimentos, es muy probable que alguien en tus redes no haya comido, o que haya comido algo no tan apetecible como lo que estás mostrando, y vas a lograr que reaccionen.

Si hablamos de una persona “típica” lo que estarías logrando a la hora que alguien reacciona a tu mensaje es:

  1. Que te recuerden. Estar presente en sus vidas.
  2. Que deseen estar contigo en ese momento. Sí, se genera el deseo de pertenencia.
  3. Transmitir tus gustos. Aunque no lo creas, el tipo de comida que publicas dice mucho de ti, desde tus preferencias culinarias hasta el nivel socioeconómico (que tienes, deseas proyectar o buscas en tu audiencia)
  4. Modificar su percepción. El publicar algo no relacionado a tu tema profesional, y particularmente comida, te presenta como un ser humano. Sí, ¡también como!. Y no sólo ahí, por ejemplo, si tengo entrega de proyecto, el mostrar que “apenas si tuve tiempo para comer” mi jefe va a pensar “ah mira, Jorge anda apurado terminando el proyecto, muy bien“, pero si me ve en El Diego tomando carajillo, de seguro va a pensar “más le vale a Jorge haber terminado el proyecto…“. ¿Qué quieres transmitir?

Una publicación típicamente considerada boba como lo puede ser la fotografía de nuestros alimentos es una de las tantas puertas hacia la mente del ser humano que esperan a ser abiertas. Tú decides si tocas esa puerta o no.

@tresensocial

Related Posts

¿Te gusta mostrarlo todo?, conviértete en un perfil destacado de Manhunt Con el acceso VIP y siendo promocionado podrás cazar con mayor facilidad y comodidad
Instagram contra Snapchat Durante casi cuatro años Snapchat ha sido la obsesión de Facebook
Instagram Stories, ¿copia de Snapchat? El CEO de Instagram ha dado crédito a Snapchat por su nueva función
Tus recuerdos de Snapchat ya no se autodestruirán en 24 horas Hasta ahora Snapchat te obligaba a compartir las imágenes de tu Historia en riguroso directo