Propuesta del PRI no contempla ‘bodas’ gay en guanajuato

matrimonioLa Ley de Sociedades de Convivencia, impugnada por grupos conservadores por considerarla una afrenta a las uniones tradicionales, no contempla bodas, matrimonios, mucho menos la adopción de niños.

Incluso, ni siquiera es necesario que quienes acuerden la sociedad de convivencia sean del mismo sexo.

La propuesta, presentada el 21 de febrero por la diputada Érika Arroyo Bello, a nombre de los legisladores del PRI, volvió esta semana al primer plano luego de que grupos conservadores se manifestaran el jueves en defensa del matrimonio tradicional.

“El matrimonio es para procrear”, dijo en una reunión previa a la movilización Enrique Romero Hicks, uno de los organizadores.
En realidad la iniciativa, de 14 páginas, no se refiere al matrimonio en ninguno de sus 27 artículos distribuidos en cuatro capítulos.

“La Sociedad de Convivencia es un acto jurídico bilateral que se constituye cuando dos personas físicas de diferente o del mismo sexo, mayores de edad y con capacidad jurídica plena, establecen un hogar común con voluntad de permanencia y de ayuda mutua”, establece el artículo 2 del Capítulo I de la iniciativa.

Tras señalar que no podrán establecer una sociedad de convivencia quienes estén unidos en matrimonio, concubinato, ni quienes ya tengan vigente otra de estas sociedades, ni tampoco parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, la iniciativa señala que las mismas se regirán, para efecto del resto de los ordenamientos jurídicos, en los mismos términos que el concubinato.

En cuanto a los requisitos, el Capítulo II señala que además de nombres, testigos, domicilio común y la manifestación expresa de formar la sociedad, los convivientes pueden establecer la forma en que se regularán las relaciones patrimoniales.

Pero la falta de este requisito no será causa para negar el registro de la sociedad, pues “se entenderá que cada conviviente conservará el dominio, uso y disfrute de sus bienes, así como su administración”.

El artículo 9 establece que la sociedad de convivencia queda abierta para realizar, de común acuerdo, las modificaciones que se consideren convenientes.

Y los derechos

El Capítulo III de la propuesta de ley está consagrado a los derechos y establece, entre otras cosas, que los convivientes generan derechos sucesorios y el deber recíproco de proporcionarse alimentos.

En cuanto a la terminación de las sociedades, puede producirse por la voluntad de ambos o cualquiera de los convivientes, por el abandono del hogar común de alguno o ambos, por más de tres meses.

También, porque alguno de las o los convivientes contraiga matrimonio, establezca una relación de concubinato, actuara dolosamente o, desde luego, por la defunción de alguno de los participantes.

En su exposición de motivos, la propuesta establece su fundamento en el Artículo Primero de la Constitución, que prohíbe toda discriminación motivada por origen étnico, género, edad, capacidades diferentes, condiciones de salud, religión, estado civil o cualquiera otra que atente contra la dignidad humana.

Critica rector de Catedral uniones: ‘Son convivencias para el mal’

El padre José Salomé Lemus, rector de la Catedral de León, exigió a la sociedad no llamarle matrimonio a las uniones entre homosexuales.

“Cualquier unión de convivencia para el mal está mal, cualquier acuerdo de convivencia para el mal está mal, llámesele vivir juntos como pareja o llámesele juntarse para delinquir, yo no quiero equiparar estas dos cosas, pero siempre las convivencias para hacer el mal son malas”, señaló.

Garantizó además que para la Iglesia católica las uniones entre personas del mismo sexo nunca serán buenas.
“Que pueda haber sus convivencias, bueno, cada quien es dueño de su propia persona, pero que no le llamen matrimonio, que no le llamen matrimonio, pues Dios no ha ordenado”, dijo también.

“Si quieren llamarle amistad, uniones de convivencia, cada quien es libre, allá en su conciencia, pero eso del matrimonio déjenlo para realidades mucho más serias”, concluyó el sacerdote.

@periodicoam

Related Posts

Chile está a un paso de legalizar el matrimonio gay Las parejas del mismo sexo han podido realizar uniones civiles desde el 2015
Alemania podría legalizar el matrimonio gay Las uniones de parejas del mismo sexo son permitidas en Alemania, más no el matrimonio
Airbnb hace campaña a favor del matrimonio gay La campaña propone que los australianos lleven un anillo negro
Brasil aprueba unión estable y matrimonio gay Brasil registró 4,854 matrimonios entre personas del mismo sexo en 2014

Tags: