¿Qué es la homofobia?

homofobia_previoLa definición del diccionario de la RAE nos dice que se trata de la aversión obsesiva hacia las personas homosexuales, lo que quiere decir que hay algo en ella que tiene que ver directamente con algún transtorno psicológico que padece aquel que no puede convivir con personas homosexuales. Este tipo de padecimientos, la obsesión, se presenta como una perturbación anímica producida por una idea fija, que no es sino una reacción, una válvula de escape, de algo que está escondido dentro de la persona y que sale, se desplaza, a través de la homofobia. Se trata de un asalto a la mente, un secuestro a la tranquilidad.

Por otro lado, la homofobia también es considerada una reacción propia de quienes tienen frente a sí mismos un cuadro poco usual para los hombres, que se ven desarmados cuando otro hombre trata de seducirlos. El miedo radica en que es un par quien se da a la tarea de la seducción, rompiendo toda normatividad acerca del cortejo, que dicta que es el hombre quien debe conquistar a la mujer. El cazador, se vuelve presa. De la mano viene otra concepción, en la que la homofobia es considerada la renuencia de un hombre, seguramente machista, a encontrarse en la situación en que él mismo ha puesto a tantas mujeres cuando les lanza piropos, por ejemplo. Aquí, el homofóbico no soporta la idea de ser él quien se encuentre ahora en circunstancias similares a las que se encuentra una mujer cuando éste trata de seducirla contra su voluntad. Desarmado, el homofóbico se reconoce vulnerable y reacciona, entonces, violento.

Pero también existen mujeres homofóbicas, quienes al momento de esgrimir una acción de homofobia, están reconociendo de facto la inferioridad de un homosexual frente a un varón heterosexual que es superior. Entonces, la mujer homofóbica se discrimina a ella misma, pues los valores que sirven para discriminar a un homosexual, han sido los mismos que se han utilizado para aludir a una presunta inferioridad de la mujer ante el hombre: delicadeza, fragilidad, etc., aunque ni homosexuales ni mujeres posean tales características por el simple hecho de serlo. Una mujer homofóbica se discrimina a ella misma, acepta su propia inferioridad.

Desde muchos ángulos la homofobia es un padecimiento, una desdicha, que sufren aquellos que no pueden aceptar la diferencia, la ambigüedad. Para ellos, la vida debe ser monolítica, unívoca, homogénea. Este tipo de pensamiento lo encontramos también en posturas políticas conservadoras, que no soportan la idea de cambio, transformación. Buscan que las cosas se mantengan como están y frenan cualquier signo de desarrollo o señal que implique algún tipo de variación, como si la vida y la historia fueran estáticas, inmóviles. Niegan los principios básicos del mundo: alzamiento, rebelión; en fin, movimiento.

Es una pena que en pleno siglo XXI aún veamos esas manifestaciones de desprecio a la vitalidad del mundo y de la humanidad. Pero quizá pronto recordemos ésta con la burla con que miramos a aquellos que creían que la Tierra era plana y el centro del universo y del sistema solar. Porque la homofobia es miedo a la otredad, a lo diferente. Es suponer que es mejor el desierto estéril, a la selva pletórica de savia.

@dosveceslopez

Related Posts

Algoritmo dice adivinar tu orientación sexual con una foto Aseguran que la orientación sexual y los rasgos faciales guardan relación
Narcos arranca con escena de sexo gay La nueva temporada cuenta con una escena sexual gay muy candente
Película gay cubana es premiada en México La película fue estrenada en el Festival Cinélatino, Rencontres de Toulouse 2017 en el mes de marzo
El tipo de familia no influye en la identidad de género En la identidad de género de los niños no influye si sus padres son homosexuales

Tags: