Que la paja te acompañe

masturbacion-previoVivimos en una sociedad en la que hay un día para cada cosa. El día del Orgullo Friki, el día de Star Wars, el día del Medio Ambiente… afortunadamente alguien ha pensado que el autoplacer se merece algo más, se merece un mes entero. Como siempre, saldrán los defensores de las pajillas diciendo queno debería ser sólo un mes, debería ser cada día. Y yo digo amén a eso. Igual que el día de San Valentín muchos decís que el amor se demuestra día a día, también las pajas se han de hacer cada día, cada mes, todo el año.

Tuve un novio que no me dejaba tocarme. Me decía que teniéndolo a él, qué necesidad tenía yo de hacerme una pajilla. Intente explicarle por activa y por pasiva, que como me la toco yo, no me la toca nadie. Y eso, es una verdad universal. Que sí, que puede que alguna vez, alguien os haya hecho una paja cojonuda, pero me apuesto lo que sea a que no llega al nivel de complicidad que tenemos con nosotros mismos.

Las pajas son como el comer. Y digo como porque si se lo quitamos y se queda en las pajas son comer, estamos con una felación. Y eso es otro mes. Así que no la liemos. El caso es que normalmente tenemos tres motivos para comer, a saber.

Supervivencia.

Comemos para seguir vivos. Si dejamos de comer, nos morimos. Es así. Lo mismo pasa con las pajas: si no te tocas, te mueres. Al menos por dentro. Eso que os han dicho toda la vida en los colegios de curas que si os tocabais os quedabais ciegos, era mentira. Quizás ahora, con los recortes, si os tocais os quedareis miopes. Pero es falso. El único riesgo de cegera que corres es si la eyaculación te da en el ojo. En ese precioso momento en el que el semen toca el ojo, amigas, Q.U.E.M.A.
Así, con mayúsculas y con puntos.

Si nos os tocais cuando el cuerpo os lo pide, morireis por dentro. Una ansiedad muy grande os llenará y sereis peores personas. Pensadlo, ¿qué preferís: ser unos amargados o personas felices que se tocan la titola? La respuesta es mas que obvia.

Capricho.

A veces, tras una larga jornada laboral, nos damos un premio y nos comemos un Snicker’s helado, un Ferrero Rocher o una bomba calórica del McDonalds. Te lo has ganado y lo disfrutas. Cada bocao te sabe a gloria y te da igual todo. Lo mismo pasa con algunas pajillas. Te pones esa escena tan total de Logan McCree, incluso subes el volumen, y a disfrutar. ¿Por qué? Pues porque te lo has ganado. Nadie puede quitarte ese placer. Es tuyo. Y te demuestras cuanto te quieres y cuanto vales.

Hay que quererse a uno mismo mucho. En todos los sentidos. Porque si no luego vienen los complejos. Tócate, quiérete y date placer.

Aburrimiento.

Sí, amigas. Cuando no teneis nada mejor que hacer, lo habeis visto todo en internet, las series americanas están en ese absurdo parón, ningún amigo pone nada en su Facebook y Twitter está parado porque no se ha muerto nadie y te dices pues me hariá un pajote y con la tontería, pimpam pimpam, acabas dándole al tema. Es como cuando no tiene hambre pero empiezas a comer pipas. Pues parecido.

Puede gustaros más o menos, pero no le negueis a vuestro cuerpo uno de los placeres más primitivos y naturales que tenemos. Vuestra mano, vuestro huevo Tenga, una película, un vídeo de Xtube, una sesión de Cam4, un buen libro erótico, un cómic pornográfico… o incluso vuestra imaginación y dadle rienda suelta a algo rápido, económico y que no hace mal a nadie.

@AmbienteG

Related Posts

8 mitos sobre sexualidad masculina Acerca de la sexualidad masculina existen muchos mitos
Las ventajas de masturbarse todos los días La masturbación es una de las prácticas más saludables que existen
Algunos sienten depresión tras mantener relaciones sexuales Se trata de sentirse triste, vacío, melancólico, incluso agresivo o frustrado
La corte suprema italiana determina que la masturbación pública no es un crimen La masturbación pública es una ofensa criminal en muchas partes del mundo

Tags: