Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Abr 21, 2013

Se suceden los actos violentos mientras se debate la ley de matrimonio gay en Francia

francia01Las últimas jornadas antes de la aprobación definitiva de la ley de matrimonio igualitario en Francia se están viviendo en un ambiente de violencia y crispación inauditas. Bares de clientela gay violentados, manifestaciones diarias ante la Asamblea Nacional con constantes enfrentamientos con la policía, la jerarquía católica culpando a las víctimas de ser los causantes de la violencia, la agresividad en los discursos de los diputados opuestos al proyecto de ley sobrepasando todas las barreras, incluso la de la agresión física… La amenaza de la líder de quienes se oponen al proyecto de ley de que correría la sangre parece que fructifica.

Las constantes interrupciones que la oposición ha llevado a cabo en las sesiones en la Asamblea Nacional han ocasionado que, para cumplir el calendario fijado, los diputados hayan tenido que trabajar toda la madrugada de este viernes 19. Todos los artículos se han aprobado sin ninguna modificación respecto al texto proveniente del Senado, lo cual significa que la ley se aprobará previsiblemente el próximo martes 23 de abril, cuando se someta a votación el texto íntegro. Habiendo agotado el grupo de la UMP (Unión por un Movimiento Popular, el partido mayoritario de la oposición derechista) el tiempo que tenía asignado, los últimos artículos y sus correspondientes enmiendas han ido votándose sin apenas intervención alguna de los otros grupos. Sin embargo, la crispación no ha dejado de estar presente en todo momento, llegando incluso a producirse un altercado cuando un grupo de diputados de la UMP ha intentado agredir a un funcionario del Ministerio de Justicia.

Sobre la una de la madrugada, el diputado de la UMP Marc Le Fur aprovechaba su turno de palabra, como venía siendo habitual, para comentar cómo, al participar en la manifestación que se desarrollaba frente a la cámara baja esa misma tarde, había tenido que utilizar sus conocimientos médicos para asistir a una de las manifestantes. De repente, varios diputados de su grupo bajaban las escaleras, dirigiéndose con agresividad hacia un funcionario del Ministerio de Justicia, sentado tras la ministra titular, acusándole de haberse reído. Los diputados más próximos al empleado público aseguraban que simplemente estaba bostezando. Una ujier que tuvo que intervenir para evitar que el funcionario fuese atacado recibió un puñetazo de unos de los diputados. La sesión tuvo que ser suspendida hasta que los ánimos se calmaron, reanudándose con la orden tajante por parte del presidente de la cámara, Claude Bartolone, de que los diputados permanecieran sentados en sus escaños hasta que todos los artículos fueran votados. Según ha precisado, Bartolone no quiso suspender la sesión porque eso hubiera sido un “aliciente” para que se repitieran este tipo de incidentes. Para el presidente de la cámara “nada justifica las amenazas físicas que hemos tenido que ver”, añadiendo que “si los que tenemos que votar la ley damos la impresión de tomarnos la justicia por nuestra mano, es que algo no funciona bien. No estamos en un patio de colegio”.

Ya en la sesión previa, el discurso del diputado de la UMP Philippe Cochet había ocasiando también una suspensión temporal por parte de Bartolone. En su turno de palabra, el diputado llegó a decir que “lo que están haciendo abre una brecha que no se podrá cerrar si el texto es aprobado, es una ignominia (…) están tratando de asesinar a los niños”. El presidente de la cámara interrumpió de inmediato la sesión, afirmando que “ciertas expresiones no pueden utilizarse en la Asamblea” . Tras la reanudación, Cochet intentó disculparse diciendo que “el término utilizado no ha sido apropiado”, pero reiterándose en su idea de que “se está debilitando a los niños”. Bartolone, por su parte, cerró el incidente sosteniendo que “al tratar de hacernos daño unos a otros, a quien podemos dañar es a la República”.

En el exterior de la Asamblea el ambiente ha sido igualmente extremo. A sus puertas se han reunido diariamente los opuestos a la igualdad de derechos para los ciudadanos LGTB. Su actitud no solo ha sido violenta con las fuerzas del orden público, sino también con los profesionales que trataban de informar de lo que allí sucedía. El diputado del Partido Socialista Bernard Roman narraba así los incidentes que se habían producido, mostrando la solidaridad de su grupo parlamentario: “me gustaría, en nombre de mi grupo, llevar un mensaje de solidaridad a los periodistas que fueron atacados esta noche. Me encontré a unos periodistas de la LCP (la cadena del Parlamento francés) detenidos por unos jóvenes cuando hacían un reportaje mostrando cómo lanzaban proyectiles a la policía. Intentaban llevarse también sus cámaras, después de haberles roto el material, sin que escatimaran en golpes y brusquedad hacia ellos. Entre los atacados había una mujer joven, lo que demuestra el carácter salvaje de los que participan en estas manifestaciones “.

@DosManzanas

Related Posts

Marchan a favor de los matrimonios gay en la CDMX Cientos de activistas gays, portando banderas multicolores, marcharon este sábado a favor de la autorización de las bodas entre personas del mismo sexo
Papa respalda a los que marchan contra bodas gay Envió su solidaridad a los que formaron parte de la marcha contra matrimonios igualitarios
Miles de personas marchan contra el matrimonio gay en México Los manifestantes se pronunciaron a favor del matrimonio natural, defendieron el derecho de los padres de familia a la educación de sus hijos
El Frente Orgullo Nacional no tomará el Ángel como resistencia civil En contraste, se concentrarán en varios puntos de la ciudad para pronunciarse a favor de la diversidad