Trucos para estar en forma después de los 40

La edad no debe ser un impedimento para cuidar tu cuerpo, sino que simplemente merece ser tenida en cuenta cuando entrenamos, nos alimentamos o planeamos hábitos para mantener la línea. Por ello, hoy dejamos algunos trucos para estar en forma después de los 40.

Generalidades a tener en cuenta

salud_previo

Si quieres mantener la forma o empezar de cero a cuidar tu cuerpo después de los 40, debes saber que nada es imposible, pero para no descuidar la salud empezaremos comentando algunas generalidades a tener en cuenta si queremos conservar el atractivo físico a pesar del paso del tiempo.

Lo primero que recomendamos si comenzamos a entrenar o si vamos a trabajar intensamente para estar en forma es tener prudencia ante todo, por supuesto, un consejo no válido para deportistas, sino para quienes estan modificando su rutina de ejercicio o recién comienzan a entrenar para lograr un cuerpo firme y sano.

Recordemos que todo trabajo físico genera estrés en nuestro cuerpo, a nivel muscular, articular y demás, por ello, es lógico esperar que a los 40, después de muchos años de movimiento y trabajo, el estrés se sienta diferente y nuestra tolerancia al esfuerzo se reduzca. Por lo tanto, debemos, además de prudencia, tener mucha paciencia y no sobreexigir a nuestro cuerpo.

En todos los casos es recomendable realizar una revisión médica completa que nos permita cuidar la salud mientras entrenamos y nos alimentamos para lograr un cuerpo en forma.

En forma en el gimnasio después de los 40

ejercicio_previoLo principal a considerar en el gimnasio es cuidar a nuestro cuerpo del estrés que puede causar el entrenamiento, por ello, es recomendable realizar un calentamiento efectivo siempre, para proteger las articulaciones y los músculos de posibles lesiones a causa del trabajo en frío.

Por supuesto, si recién empiezas a trabajar y quieres ganar músculo, debes acondicionar tu cuerpo para después comenzar a exigirlo. Para ello, te recomendamos empezar conejercicios globales, es decir, con aquellos que involucran muchos músculos al mismo tiempo, como pueden ser las sentadillas, las zancadas, las flexiones de brazos y demás.

Por otro lado, no puede faltar el ejercicio aeróbico, aunque sea en un comienzo caminata rápida por 30 minutos, pues entrenar el sistema cardiorrespiratorio es clave si queremos estar en forma y progresar en el esfuerzo que realizamos en el gimnasio.

Asimismo, trabajar la flexibilidad para reducir el riesgo de lesiones, disminuir el estrés y favorecer la recuperación después del gimnasio es de gran importancia, por lo tanto, realizaestiramientos siempre tras la rutina y en lo posible, trabaja la flexibilidad específicamente.

Otro aspecto importante a trabajar en el gimnasio después de los 40 es la postura corporal, pues después de la tercer década de vida el espacio intervertebral comienza a reducirse y podemos perder la correcta alineación de la columna. Para ello, recomendamos trabajar la zona media, enderezar siempre el tronco, contraer el abdomen y ejercitar glúteos, pues una buena postura sumará elegancia y restará barriga a tu cuerpo.

Por último, recuerda comenzar de a poco, aprendiendo cómo se ejecuta cada movimiento y esperando a tu cuerpo a que evolucione y se adapte al esfuerzo, pues los progresos lentos pero sostenidos son los que más frutos dan y más te cuidan en esta época de la vida.

En forma con una buena dieta después de los 40

dietahombre_previo

Claramente si queremos estar en forma después de los 40 además de trabajar el cuerpo necesitaremos del cuidado de nuestra dieta, para ello, os dejamos algunos consejos a tener en cuenta si queremos lograr los resultados esperados:

  • Bebe agua aunque no tengas sed, pues es frecuente la pérdida de la sensación de sed a medida que pasan los años, pero tu cuerpo más que nunca necesita una correcta hidratación para estar en forma y mantener el metabolismo adecuado.
  • Ingiere suficientes proteínas mediante el consumo de carnes magras, clara de huevo, lácteos desnatados o legumbres, pues contribuyen a evitar la pérdida de masa magra que ocurre con el paso de los años después de los 30 y además, te ayudarán a ganar músculo si es lo que estás buscando.
  • Consume más fibra, es decir, más frutas y vegetales frescos, más semillas, legumbres y cereales integrales, pues saciarán más tu organismo, te ayudarán a prevenir enfermedades degenerativas y a evitar el estreñimiento, muy propio cuando se reduce el ritmo metabólico en nuestro cuerpo.
  • Incluye antioxidantes a diario en tu alimentación, esto es mediante una dieta variada y colorida, para contrarrestar el estrés que el entrenamiento y otros factores pueden causar, así como también, para mantener la vitalidad en la piel, evitar arrugas y reducir otros efectos del paso del tiempo en tu cuerpo.
  • Ingiere calcio a diario, para compensar las pérdidas que pueden producirse con la edad y también, para mantener huesos y dientes sanos. Para ello, no sólo puedes recurrir a los lácteos, sino también, a los frutos secos, a las semillas y algunos vegetales tales como el brócoli, el repollo, las espinacas, la acelga o las zanahorias.

Además de todos estos consejos de entrenamiento y dieta para lograr estar en forma después de los 40, debes saber que lo mejor que puedes hacer es comenzar a trabajar en tu salud y tu cuerpo a esta edad, pues te llenará de beneficios, ganarás vitalidad y te sentirás más joven nunca a pesar del paso de los años.

Unos buenos hábitos de vida pueden quitarte muchos años de encima, por ello, recuerda que nunca es tarde para lograr un cuerpo en forma.

@TrendHombre

Related Posts

Vuelve el Movember, la tendencia a dejarse bigote por la salud masculina No tengas miedo de parecer un hipster y déjate bigote por una buena causa este mes de noviembre
Tres tips de belleza caseros infalibles Sin gastar dinero en tratamientos comerciales, con ingredientes caseros lograrás sortear los efectos del invierno
Los hombres con barba son más guapos y más sanos Han encontrado los beneficios de dejarse crecer la barba.
¿Sudas demasiado? Una dieta puede ayudarte Si eres de los que suda demasiado, hay algunos alimentos a evitar y otros a incluir en tu dieta.

Tags: