Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on Feb 4, 2013

Unión gay, de relieve en el debate migratorio

matrimonioEn su último acto legislativo como senador, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, trató de resolver un dilema internacional. Introdujo la medida SB 48, en la búsqueda de “condición de residente permanente para Genesio Januario Oliveira”, un homosexual brasileño que enfrenta la deportación debido a que no cumple con los requisitos para una visa de cónyuge.

Ahora, el presidente de Obama se propone otorgar a parejas del mismo sexo, como Oliveira y su esposo estadounidense, Tim Coco, la igualdad de derechos migratorios que sus contrapartes heterosexuales. La propuesta podría permitir que hasta 40,000 ciudadanos extranjeros en relaciones del mismo sexo soliciten la residencia legal y, potencialmente, la ciudadanía estadounidense.

Pero la medida ha inspirado un feroz retroceso de los republicanos en el Congreso y algunos grupos religiosos que afirman que esto podría hundir las esperanzas de un acuerdo global destinado a proporcionar un camino a la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados.

La disputa podría forzar a Obama a elegir entre dos grupos clave -los hispanos y los homosexuales- que ayudaron a alimentar su reelección el año pasado. El Presidente debe sopesar con qué fuerza impulsará el proyecto de ley, conocido como la Ley por la Unión de las Familias Americanas, sin poner en peligro un acuerdo largamente buscado para resolver la situación de los inmigrantes indocumentados, la mayoría de los cuales es latina.

La medida para personas del mismo sexo no se incluyó en las propuestas migratorias publicadas la semana pasada por un grupo bipartidista del Senado, cuyo marco general parece ser en gran parte similar al de Obama. Varios grupos cristianos que han apoyado los esfuerzos de la Casa Blanca se han opuesto a la medida con el argumento de que dañaría el matrimonio tradicional.

El asunto ha provocado un intenso cabildeo por ambas partes, incluida una carta dirigida a la Casa Blanca por parte de una coalición de organizaciones religiosas influyentes y una serie de conferencias telefónicas urgentes entre abogados, funcionarios de la administración y los legisladores.

Para Obama, la sensibilidad política fue evidente durante el lanzamiento público de sus planes migratorios el martes pasado. Aunque la disposición para parejas del mismo sexo se incluyó en los documentos distribuidos por la Casa Blanca, el Presidente no lo mencionó en su discurso sobre la inmigración en Las Vegas.

Los republicanos del Congreso condenaron inmediatamente la idea y advirtieron que pone en peligro medidas más amplias en la reforma migratoria.

El senador republicano, John McCain, uno de los ocho miembros del grupo bipartidista que presentara su propuesta para un plan de trabajo sobre la inmigración, afirmó que la inclusión de temas sociales en el debate sobre las leyes migratorias “es la mejor manera de descarrilarlo”.

@eleconomista

Related Posts

El Frente Orgullo Nacional no tomará el Ángel como resistencia civil En contraste, se concentrarán en varios puntos de la ciudad para pronunciarse a favor de la diversidad
El 23 de septiembre, fue declarado como el Día Mundial de la Bisexualidad La bisexualidad es más que sólo una preferencia sexual
Rectores exigen Estado laico y respeto a diversidad sexual Se pronunciaron en contra de la discriminación e hicieron referencia a las convenciones internacionales en torno al derecho de las personas a casarse