Violencia contra personas LGBT en América: 594 asesinatos en 15 meses

La CIDH es un organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región, integrada por siete miembros independientes. Hace ahora dos años puso en marcha una relatoría dedicada a los derechos LGBT, meses después emitió unas primera valoración de la situación de las personas LGBT en el continente americano, y ahora publica un completo informe de 309 páginas que aborda las variadas formas de violencia contra las personas LGBT, basado entre otros elementos en el registro que la CIDH llevó a cabodurante un período de 15 meses (entre enero de 2013 y y marzo de 2014), durante el cual se documentaron al menos 770 actos de violencia contra personas LGBT, incluyendo 594 muertes.

El informe muestra que hombres gays y mujeres trans constituyen la mayoría de las víctimas de asesinatos y actos de abuso policial, mientras que las mujeres lesbianas y bisexuales son afectadas particularmente por la violencia intrafamiliar y violencia sexual.

La violencia a la que se enfrentan las personas intersexuales tiene para la CIDH rasgos diferentes. En este caso, se trata sobre todo de que los menores intersexuales son frecuentemente sometidos a intervenciones quirúrgicas que en su mayoría no son médicamente necesarias con el único objetivo de modificar sus genitales y que se parezcan más a los de un niño o una niña. Estas cirugías se suelen realizar, obviamente sin su consentimiento, a bebés recién nacidos o niños y niñas de muy corta edad, y pueden causar enorme daño (dolor crónico, falta de sensibilidad genital, esterilización, capacidad reducida o nula para sentir placer sexual y trauma).

El informe analiza también la intersección con otros factores, tales como etnia, sexo, género, situación migratoria, condición de activista en favor de derechos humanos o pobreza. Las personas LGBT y pobres, por ejemplo, son aún más vulnerables al acoso policial y presentan tasas más altas de criminalización y encarcelamiento.

La mayoría de actos de violencia quedan impunes

Otra conclusión del informe es que la gran mayoría de asesinatos y actos de violencia quedan impunes, por diversas razones: miedo a denunciar, inadecuado registro del problema, abordaje inadecuado por parte de las autoridades, fallos en las investigaciones.

El informe no se olvida del vínculo entre legislaciones discriminatorias y violencia. “Leyes de sodomía, indecencia seria e indecencia grave, protección de la ‘moral pública’ y ”las buenas costumbres’, entre otras, continúan siendo un problema grave en la mayoría de los países anglófonos del Caribe. Aunque estas leyes suelen no aplicarse, su existencia es utilizada para acosar, perseguir, hostigar y amenazar a personas con orientaciones sexuales o identidades o expresiones de género diversas, reales o percibidas”, expresa la CIDH.

Con Información de @dosmanzanas

Related Posts

Llegó la versión británica de Brokeback Mountain La cinta ganó un Teddy Award por mejor película LGBT
Estar soltero es peor para la salud que ser obeso La falta de interacción social daña a nuestra salud mental y física
La anorexia en hombres aumenta cada año La anorexia es uno de los trastornos alimenticios más preocupantes de los últimos tiempos
Más personas LGBT han muerto este año en EEUU De enero a agosto del 2017 ha habido 33 asesinatos gay

Tags: