Abrumador apoyo al matrimonio gay en el Parlamento de Escocia

matrimonio02El resultado no puede ser más claro: 98 votos contra 15. Diputados de todas las fuerzas representadas en el Parlamento escocés han apoyado que Escocia sea el siguiente país en aprobar el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. El proyecto de ley supera así su primera votación plenaria y enfila la recta final de un proceso que comenzó hace ya dos años.

El proceso de aprobación del matrimonio igualitario en Escocia comenzó incluso antes que en Inglaterra y Gales. En mayo del 2011, el Partido Nacional Escocés (SNP), que en su programa electoral incluía la promesa de abrir un proceso de consultas sobre la cuestión, conseguía la mayoría absoluta en el Parlamento de Edimburgo. Pocos meses después el Ejecutivoescocés se mostraba a favor de presentar un proyecto de ley y abría el prometido proceso de consultas, que se cerró en diciembre de 2011. El resultado se conocía en verano de 2012: un 36% de opiniones a favor y un 64% en contra al contabilizar el total de respuestas recibidas, gracias a la poderosa campaña de los opositores al matrimonio igualitario (que llegaron a distribuir 20.000 postales para convencer al Gobierno escocés de que no presentara el proyecto). Pero si solo se tenían en cuenta las respuestas que siguieron el procedimiento oficial, las cifras se invertían: un 65% de las mismas eran favorables y un 35% se oponían. A principios de 2012, además, los líderes de los cuatro partidos de la oposición escocesa (laboristas, liberal-demócratas, conservadores y verdes) daban su apoyo a la aprobación del matrimonio igualitario. Por parte de los conservadores escoceses la que firmó el documento fue su líder Ruth Davidson, abiertamente lesbiana.

Finalmente, y tras meses de espera, la propuesta de ley fue presentada al Parlamento de Escocia antes del verano, y el pasado septiembre su Comité de Igualdad escuchaba a colectivos LGTB y organizaciones religiosas. Por fin este 20 de noviembre el proyecto afrontaba su primera votación plenaria, que se ha saldado con un éxito rotundo. De los 118 diputados presentes, 98 han votado a favor, 15 en contra y 5 se han abstenido. Los 15 votos contrarios se reparten de la siguiente manera: 8 conservadores, 6 del SNP y 1 laborista. Con gran diferencia han sido las filas conservadoras las más reacias al matrimonio igualitario: los conservadores solo tienen 15 escaños en el Parlamento escocés, y de ellos 8 han votado en contra y 7 a favor (una situación en cierto modo similar a la vivida ya en el Parlamento de Londres, cuando más de la mitad de los diputados conservadores representados en los Comunes votaron en contra del proyecto en Inglaterra y Gales).

Ello no ha impedido que la líder de los conservadores escoceses haya protagonizado uno de los momentos más emotivos de esta primera jornada de debate parlamentario, al defender de forma apasionada su propio derechoa contraer matrimonio. “Creo en el matrimonio (…) Más de 40 años después mis padres todavía se aman, y yo los veo, y es lo que ahora quiero para mí”, expresaba Ruth Davidson, que comenzaba su intervención reconociendo que posiblemente se trataba de la más personal que había tenido nunca. “No quiero que la próxima generación de gays y lesbianas crezca como hice yo, creyendo que el matrimonio no es para ellos”, añadía.

@DosManzanas

Related Posts

Chile está a un paso de legalizar el matrimonio gay Las parejas del mismo sexo han podido realizar uniones civiles desde el 2015
Alemania podría legalizar el matrimonio gay Las uniones de parejas del mismo sexo son permitidas en Alemania, más no el matrimonio
Portis Wasp, entre Disney y el mundo del sexo El joven artista escocés ha revolucionado el mundo
Airbnb hace campaña a favor del matrimonio gay La campaña propone que los australianos lleven un anillo negro

Tags: