Cerdos, animales de compañía

Lo más común en una ciudad como la nuestra es tener perros y gatos como animales de compañía. Por ahí llega a haber quien tiene peces, iguanas, salamandras, tortugas, hurones, ratones, hámsters, pericos, pájaros, en sus casas.

Sin embargo, en los últimos años los cerdos miniatura o minipigs se han convertido en una buena opción para tener en casa, ya que son animales domésticos sumamente educables, muy inteligentes y han ganado gran terreno en la preferencia de la gente.

Arturo Islas, director general de Minipigs México, habló en entrevista con Chilango sobre estos seres y resaltó las cualidades de tener uno de ellos en el hogar.

“Tener un minipig es diferente a tener un perro o un gato, que podrían ser como las mascotas domésticas comunes. Los cerdos tienen desarrollada una capacidad de inteligencia bastante alta que incluso pueden abrir el refrigerador para sacar verduras o jugar a las escondidillas”, dijo.

Animales muy sociables

Los cerdos son animales muy sociables con los niños o incluso con otras mascotas, pueden convivir sin problema con perros y gatos y esto es porque crean un lazo muy entrañable con la gente y seres vivos con los que comparten su espacio.

“Son animales que en la naturaleza viven en jaurías, entonces cuando los llevas a tu casa, tú eres parte de su jauría y se crea este lazo muy entrañable, a nosotros nos cuentan experiencias de que esto generamucha satisfacción en la gente”, agrega el director general de Minipigs México.

Desafortunadamente, no es un animal de fácil acceso, ya que su precio está entre los 20 y 28 mil pesos, dependiendo de la homogeneidad genética de la camada, siendo Minipigs México la única empresa en el país que comercializa estos cerdos miniatura, que son diferentes a los vietnamitas.

“Los minipigs, en el peor de los escenarios, pesarán entre 30 y 35 kilos y serán del tamaño de un perrococker spaniel mediano, y decimos en el peor de los escenarios porque tenemos cerdos que llegan a pesar menos y a ser más pequeños, incluso casi del tamaño de un chihuahua, como nuestro cerdo de nombre Columpio que ya tiene dos años. Los cerdos vietnamitas enanos pesan entre 60 y 80 kg y los vietnamitas normales pesan entre 120 y 180 kilos”, explicó Artura Islas.

Sobre si es mejor adoptar una mascota que comprarla, Arturo Islas dijo que respeta ambas posturas ya que al final lo verdaderamente importante es que la gente que decida tener un animal de compañía le dé los cuidados necesarios y tiempo de calidad.

“Ya sea adquiriéndola en una tienda o recogiéndola de la calle, una mascota implica una responsabilidady lo más importante es ser responsable con los animales. Nosotros estamos a favor del libre albedrío e incluso en nuestra página solemos poner animales sin hogar por si alguien quiere adoptarlos”, dijo.

Son más allegados e inteligentes

Fabiola León tiene un minipig de 6 meses y su experiencia ha sido satisfactoria. Relató a Chilango que es un animal más allegado que, por ejemplo, un perro, muy sociable e inteligente.

“Yo tengo uno y lo recomiendo al 100 por ciento, tengo un hijo de 5 años y él está feliz porque el cerdito es muy inteligente, aprende todo muy rápido, ya sean trucos y educación. Además, convive con un perro que tengo en la cosa, es súper recomendable”.

Lo que tienes que saber sobre los minipigs

– Tienen una dieta a base de frutas, verduras y proteínas

– Viven de 10 a 18 años

– Cuestan entre 20 y 28 mil pesos

– Son incluso más resistentes a las enfermedades que los perros y los gatos

– Hacen sus necesidades dónde tú les enseñes

– Pesan entre 30 y 35 kg

– No sueltan pelo

@chilangocom

Related Posts

Cría de rinoceronte negro cautiva al mundo Nació en Halloween en Australia
¿Quieres ser feliz?, elige de quién te rodeas Todo se resume en con quién decides pasar el tiempo
Pareja de pingüinos gay cumplen su 10 aniversario Los científicos han encontrado que hay más de 450 especies de animales que muestran comportamiento gay
¿Tu mascota se siente sola y aburrida? Si en verdad nos importan los animales, debemos mirar más allá de sentimentalismos y revisar con cuidado nuestras prácticas.

Tags: