Dimite Klaus Wowereit, el alcalde abiertamente gay de Berlín

Klaus Wowereit, quizás el político abiertamente homosexual más conocido de Alemania y uno de los referentes de la visibilidad LGTB en Europa, anunció el pasado martes su dimisión como alcalde de Berlín. La caída en picado de su popularidad por la gestión de la construcción del nuevo aeropuerto de la capital lo han llevado finalmente a tirar la toalla tras 13 años en el cargo.

En 2001, un prácticamente desconocido Wowereit, entonces portavoz del grupo socialdemócrata (SPD) en el Parlamento de Berlín, asumía la candidatura de su partido a las elecciones regionales. Pocos meses antes de los comicios, el político sorprendía a propios y extraños al proclamar, en una conferencia de su partido, “Ich bin schwul, und das ist auch gut so” (“Soy gay, y eso está muy bien”), una frase que se volvió icónica en Alemania. Wowereit ganó la alcaldía y se convirtió en el primer cargo público de relevancia abiertamente homosexual del país.

El carácter cercano del nuevo alcalde (su otra frase más famosa es “Berlín es pobre, pero sexy”) y su capacidad para aliarse con La Izquierda (Die Linke, partido con una fuerte implantación en los antiguos territorios del Este) le granjearon durante años el apoyo de los berlineses, que lo reeligieron en2006 y 2011. También despertaron interés en el resto de Alemania: tras la debacle electoral del SPD en las elecciones federales de 2009, su nombre llegó a sonar como posible nuevo líder socialdemócrata, aunque finalmentese quedó como uno de sus vicepresidentes.

A partir de 2012, sin embargo, su popularidad empezó a caer en picado, de la mano de los retrasos y sobrecostes del nuevo aeropuerto de Berlín-Brandeburgo, cuya inauguración estaba prevista para mayo de ese año y fue pospuesta indefinidamente en el último momento. A causa de los numerosos fallos de proyecto y construcción, la fecha de apertura del aeródromo sigue siendo una incógnita, y Wowereit parece haberse resignado a no ver concluido, estando en el cargo, su gran proyecto para la capital alemana.

De lo que no cabe duda es de que Wowi, como se le conoce cariñosamente, ha sido en todo momento un ejemplo de visibilidad, participando por ejemplo en varias ocasiones en el Orgullo LGTB de Berlín; también se ha dejado ver frecuentemente con su pareja desde 1993, el neurocirujano Jörn Kubicki. El alcalde berlinés abrió la puerta en Alemania para toda una generación de políticos LGTB de casi todo el espectro ideológico, como el líder liberal y ex vicecanciller y ministro de Exteriores Guido Westerwelle, el alcalde (entre 2001 y 2010) democristiano de Hamburgo Ole von Beust o la actual ministra de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear, Barbara Hendricks.

@DosManzanas

Related Posts

“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual
Los 5 besos gay más importantes de la TV Aquellos primeros besos entre dos hombres que a muchos han hecho estremecer
Starbucks: ¿parte de la agenda gay? ¿Por qué nos volvemos locos con que en su anuncio aparezcan dos mujeres de la mano? 

Tags: