El Gobierno alemán boicotea la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo

wolfgangshaubleEl ministerio de Finanzas alemán, dirigido por el democristiano Wolfgang Schäuble, ha decidido torpedear la aplicación de la sentencia que obliga a la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo. En una orden enviada esta semana a todos losLänder (estados federados) y de entrada en vigor inmediata, el Gobierno germano perpetúa así la discriminación de gays y lesbianas en el ámbito fiscal.

El pasado 6 de junio, el Tribunal Constitucional hacía público el fallo que obligaba a otorgar a las parejas del mismo sexo los mismos beneficios fiscales (Ehegattensplitting) en el impuesto sobre la renta de los que disfrutan los matrimonios (permitidos, por ahora, exclusivamente entre un hombre y una mujer) y gracias a los cuales pueden ahorrarse cada año varios miles de euros en impuestos. Menos de una semana después, el Gobierno de Angela Merkel sorprendía aprobando una medida para dar cumplimiento a la sentencia, que fue ratificada por el Bundestag a principios de julio.

Pero hasta aquí llegaron las buenas noticias. A pesar de que la reforma aprobada dejaba pendientes algunas discriminaciones fiscales (como las ayudas a la maternidad o las pensiones) y no tocaba siquiera asuntos cruciales como la adopción conjunta o el matrimonio igualitario, el Gobierno conservador parece haber considerado que, aún así, iba demasiado lejos. En lo que el prestigioso diario Süddeutsche Zeitung califica de “sabotaje en secreto”, el departamento comandado por Schäuble ha vaciado de contenido la medida en un decreto de aplicación inmediata que ya ha sido remitido a los gobiernos regionales.

La orden ministerial reconoce el derecho de las parejas del mismo sexo unidas civilmente a utilizar el Ehegattensplittig, pero deja este derecho sin utilidad al prohibirles presentar una declaración de la renta conjunta y denegar a los miembros de la pareja la consideración de parientes; por lo que, en la práctica, serán tratados fiscalmente de una manera más desventajosa que, por ejemplo, la prometida de un hombre o el hermano de una esposa. El ministerio de Finanzas se ha cuidado, eso sí, de equiparar a las uniones civiles en materia de deberes: así, el compañero o compañera del mismo sexo puede, a partir de ahora, ser declarado corresponsable en el caso de delito fiscal cometido por su pareja.

Los partidos de la oposición ya han protestado contra estas contradicciones, que obedecen, bajo su punto de vista, a un plan para dejar morir durante el procedimiento administrativo la reforma inicial. La experta en derecho fiscal de Los Verdes Lisa Paus ha tachado de “cínico e injusto” que se equiparen los deberes pero no los derechos de las parejas del mismo sexo. “El ministro de Finanzas decide ahora, según su propio juicio, qué regulaciones deben equipararse” y cuáles no, afirma Paus, que reclama “una regulación legal que deje claro que no hay ninguna diferencia en el tratamiento fiscal de los matrimonios y las uniones civiles”.

@DosManzanas

Related Posts

Suburra de Netflix muestra un deseable personaje gay Spadino lucha con sus deseos sexuales reprimidos
Estudio prueba que las parejas gay son más felices Tienen lazos más fuertes ya que no buscan entrar en roles de género
“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual

Tags: