El presidente de Gambia promete perseguir a los homosexuales

Una vez más tenemos que informar de una diatriba homófoba de Yahya Jammeh, el presidente del pequeño país africano de Gambia, que parece haber colocado a gays y lesbianas en el punto de mira de su odio. El mandatario ha comparado esta vez a los homosexuales con “alimañas” que, de acuerdo con su visión fanática, deben ser atacados como los insectos que transmiten enfermedades.

Combatiremos a esas alimañas llamadas homosexuales o gays de la misma forma que combatimos a los mosquitos que causan malaria, cuando no de una manera más agresiva”. Jammeh empleó estas brutales palabras en un discurso para conmemorar el aniversario de la independencia gambiana en 1965 del Reino Unido, país que ha amenazado con retirar la ayuda al desarrollo a los Estados que penalicen la homosexualidad.

Ante la posibilidad de perder parte de la ayuda externa, sin embargo, el presidente se muestra altivo: “No aceptaremos ninguna amistad, ayuda u otro gesto que lleve como condición aceptar a los homosexuales o a los LGTB”, ya que según él, estas siglas “solo pueden significar Lepra, Gonorrea, Tuberculosis y Bacterias, que son todas nocivas para la existencia humana”.

Por desgracia, Yahya Jammeh es ya un reconocido aficionado a vejar a la comunidad LGTB, y en dosmanzanas tenemos sobrados ejemplos de ello. En un discurso de Navidad el año pasado, dirigido a la minoría cristiana (Gambia es un país mayoritariamente musulmán), tachó a los homosexuales de “cáncer social”. Pero quizás más grave fue que aprovechara su intervención ante la 68ª Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre del año pasado para pronunciar un virulento discurso de clara incitación al odio homófobo, en el que calificó a la homosexualidad de “una de las mayores amenazas para la existencia humana”, y a las relaciones homosexuales como  “más mortales que todos los desastres naturales juntos”.

Pero esas no habían sido, por desgracia, sus primeras declaraciones en este sentido. En 2008 amenazó con decapitar a todos los homosexuales que no abandonaran el país, y en 2009 hacía un llamamiento al Ejército para detectar conductas homosexuales en su seno, que entonces también calificó de “diabólicas”. En febrero de 2012, Jammeh insistía en que los derechos de las personas homosexuales no pueden considerarse derechos humanos; y en abril del año pasado, amenazó a los homosexuales que visiten su país con “arrepentirse de haber nacido”.

Gambia, país mayoritariamente musulmán situado en la vecindad de Senegal, castiga las relaciones homosexuales con hasta 14 años de prisión. A diferencia de lo que ocurre en otros países, el castigo es en este caso común a hombres y mujeres: en el año 2005 el país “actualizó” su Código Penal para incluir también a las lesbianas.

@DosManzanas

Related Posts

“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual
Los 5 besos gay más importantes de la TV Aquellos primeros besos entre dos hombres que a muchos han hecho estremecer
Starbucks: ¿parte de la agenda gay? ¿Por qué nos volvemos locos con que en su anuncio aparezcan dos mujeres de la mano? 

Tags: