El vaticano fondea el desarrollo de una terapia anti-gay

La afirmación llega en medio de tensión por la postura anti-gay de la iglesia católica, al expulsar a un cura polaco por haber salido del clóset como gay.

El mismo sacerdote de Sardinia, Mario Bonfanti, fue quien afirma dichas acusaciones, luego de que fuese forzado fuera de la iglesia por su sexualidad, a pesar de haber mantenido sus votos de celibato.

Bonfanti dijo al periódico La Repubblica: “Existe un convento a donde mandan a sacerdotes que manifiestan tendencias sexuales inapropiadas, son mandados a reflexionar.

Es un lugar en donde te ayudan a redescubrir lo que está derecho, me querían `curar, pero me rehuse a ir.

Este lugar se llama el Convento Venturini, y es visto como el centro de la “cura gay” para sacerdotes católicos.

Este convento fue fundado por Mario Venturini en 1928, y se promueve como el centro en donde los curas “pueden confrontar sus problemas” a través de “varios tipos de terapias“.

A pesar de la política de relaciones públicas del papa que afirma “quién soy yo para juzgar“, claramente la iglesia católica continua con su doctrina de que la homosexualidad es un desorden mental.

 

Related Posts

“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual
Los 5 besos gay más importantes de la TV Aquellos primeros besos entre dos hombres que a muchos han hecho estremecer
Starbucks: ¿parte de la agenda gay? ¿Por qué nos volvemos locos con que en su anuncio aparezcan dos mujeres de la mano? 

Tags: