En 6 años, sólo un 1% de matrimonios gay en el DF ha acabado en divorcio

Desde 2008, cuando se declararon legales los matrimonios gay en la ciudad de México, hasta la fecha, se han formalizado 34 divorcios de las 4 mil 35 uniones que se celebraron en ese lapso de tiempo, lo que supone que sólo un 1% de los matrimonios entre personas del mismo sexo han fracasado.

 “Desde que se han autorizado estos matrimonios son estas parejas estables. Cuando ellos deciden contraer matrimonio lo hacen por amor y porque se conocen. Esto nos ha dado una buena solvencia en la cuestión de la sociedad, toda vez que no hacen muchos divorcios”, explicó el director del Registro Civil, Héctor Maldonado, en una nota que publica este lunes 11 de agosto el el diario Milenio. 

Las cifras muestran que se divorciaron 19 parejas de mujeres y 15 de hombres. La mayoría de ellos mexicanos, excepto el caso de un extranjero que se registró en enero de este año. En general, los divorcios se dieron entre personas que se casaron entre los 21 y 30 años.

No obstante, los divorcios entre los matrimonios gay parecen ir en aumento, pues en 2011 y 2012 solo fueron cinco por año, en 2013 se registraron 10, pero hasta junio de 2014 ya suman 14.

Sin embargo, están muy lejos del número de divorcios que registran las parejas heterosexuales, pues tan sólo en lo que va del año se han celebrado mil 459, de las 18 mil 273 uniones registradas.

@pajaropolitico

Related Posts

Dos integrantes de una boy band coreana a punto de darse un beso en el escenario Minseok se acerca a Chanyeol, y cuando lo hace se voltea para darle un beso en la boca, a lo que reaccionan ambos sorprendidos.
Estudio concluye que parejas abiertas o no, pueden ser igualmente felices Las personas que tienen sexo para estar cerca de su pareja, así como satisfacer sus necesidades sexuales, son más felices.
Las preguntas que jamás debes hacer durante el sexo En una relación se debe poder hablar de todo, pero hay temas que es mejor no tratarlos en la cama.
Reglas básicas para ligar en una app Cómo navegar en las turbias aguas de las apps de ligue gay, sin ser un patán.

Tags: