Escasa aparición de personajes gay en Hollywood

glaad-logoGLAAD (Alianza Gay y Lésbica contra la Difamación) ha publicadosu habitual informe en el que analiza cómo reflejan los medios la realidad LGTB. En esta ocasión, se ha elegido como objeto de estudio las películas estrenadas durante el año 2012 por las seis grandes productoras estadounidenses, que representan el 60% del cine producido en los Estados Unidos. La conclusión es desalentadora: de los 101 largometrajes estrenados, tan solo en 14 de ellos se puede identificar un personaje LGTB.

Atendiendo a la orientación sexual, del total de personajes encontrados, el 55,6% serían varones homosexuales, el 33% lesbianas y un 11% varones y mujeres bisexuales. No habría ningún personaje transexual o transgénero en las 101 películas analizadas.

Analizando por productoras, en 4 de las 16 producciones de la Universal han aparecido personajes LGTB. En Paramount aparecen en 3 de un total de 14. Sony los ha incluido en 4 de sus 19 películas. Warner en tan solo 2 de 24. Aún menos aparecen en las producciones de Disney, donde solo una de sus películas incluye un personaje LGTB, de un total de 13. La peor nota es para Fox, que no muestra ninguno en sus 15 largometrajes.

Pero desde GLAAD también han querido hacer un análisis más preciso de la calidad de estos personajes, al que han llamado “método Vito Russo”, en referencia al autor del libro pionero El celuloide oculto.  El método se basa en tres premisas:

  • La película contiene personajes identificables como lesbianas, gays, bisexuales o transexuales.
  • Esos personajes no deben ser definidos exclusiva o predominantemente por su orientación sexual o identidad de género. Es decir, los personajes tienen las mismas características únicas que habitualmente diferencian a un personaje heterosexual de otro.
  • El personaje LGTB debe tener relevancia en la trama, de tal manera que su eliminación tendría un efecto significativo. Lo que significa que no existe simplemente para proporcionar coloridos comentarios, por pintoresquismo, o (quizás lo más frecuente) hacer un chiste. El personaje debería tener importancia.

Atendiendo a estas características, el resultado del estudio es demoledor, pues tan solo 6 de los largometrajes estrenados en 2012 por las grandes productoras se ajustarían a ellas.

Las mejores notas, siguiendo el método, son para el personaje interpretado por el actor abiertamente gay Ben Whishaw en El atlas de las nubes (Cloud Atlas) y para la cantante interpretada por la actriz Ester Dean en Dando la nota (Pitch Perfect). Más controvertido resulta el personaje del villano bisexual que representa Javier Bardem en la última película de la franquicia Bond, Skyfall. Si bien el informe destaca la importancia para la visibilidad de un personaje bisexual de esa relevancia, también encuentra que el villano Silva responde a viejos estereotipos sobre duplicidad y confusión que aparecerían como inherentes a la bisexualidad.

La peor nota se la lleva la comedia de Seth McFarlane Ted, por su abuso reiterado de los términos “gay” y “homo” con connotaciones negativas. Señalan también la breve aparición de los personajes interpretados por Patrick Warburton y Ryan Reynolds, que aunque aparecen como pareja, pareciera que la única finalidad que les han encontrado los creadores de la película es lo hilarante que piensan que le debe resultar al público que dos hombres vayan de la mano o se besen.

También se destaca que la única aparición de un personaje LGTB en una producción de Disney, Los Vengadores, en realidad se trate de un cameo del presentador de noticias en MSNBC Thomas Roberts, que es abiertamente gay.

Según Wilson Cruz, portavoz de GLAAD, “por su gran influencia en la cultura estadounidense y por ser una de las exportaciones de la industria del entretenimiento más importantes de nuestro país, la falta de personajes LGTB en las películas de gran presupuesto debe cambiar. Hasta que no se muestren personajes LGTB en las películas de una manera considerable, con más regularidad, seguirán existiendo prejuicios por parte de los estudios. Ya se trate de un héroe de acción o un personaje secundario, los espectadores deben ser capaces de ver a las personas LGTB como actores integrales en las historias contadas por los principales estudios de Hollywood”.

En ese sentido, GLAAD ha dirigido una carta a los productores de Hollywood instándoles a la inclusión positiva de más personajes LGTB en sus largometrajes, recordándoles lo importante que es para este colectivo el verse representado, y también, entre otras cosas, que “las películas de Hollywood son una de nuestras exportaciones culturales más prolíficas, y pueden servir de insparación en todo el mundo. En los países donde las personas LGTB se enfrentan al peligro de leyes opresivas y persecución pública, sus películas pueden tener un gran impacto tan solo con representar a los personajes LGTB como personas merecedoras de respeto y dignidad”.

@DosManzanas

Related Posts

Suburra de Netflix muestra un deseable personaje gay Spadino lucha con sus deseos sexuales reprimidos
Estudio prueba que las parejas gay son más felices Tienen lazos más fuertes ya que no buscan entrar en roles de género
“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual

Tags: