Etiopía no incluirá la homosexualidad entre los delitos sin posibilidad de indulto

El ministro de Información de Etiopía, Redwan Hussein, ha comunicado que finalmente su Gobierno no incluirá los actos homosexuales entre los delitos no sujetos a indulto, contrariamente a lo previsto en un principio durante la tramitación de la Ley de Indultos y Amnistía. También ha declarado que se ha retirado la autorización para la manifestación homófoba convocada para el próximo 26 de abril por grupos religiosos.

Hace unas semanas, la página web estadounidense LGBTQNation, citando fuentes locales, informaba de que el Consejo de Ministros etíope había aprobado y enviado al Parlamento para su tramitación la Ley de Indultos y Amnistía, que incluía a la homosexualidad como infracción sin posibilidad de indulto, junto a delitos como la corrupción, el tráfico de seres humanos, la violación o el terrorismo. Sin embargo, el ministro de Información, Redwan Hussein, ha declarado que finalmente la reforma no incluirá los delitos relacionados con la homosexualidad.

Las razones esgrimidas por el ministro para este cambio de postura del gobierno etíope son que la homosexualidad “no es un delito grave. Además, no está tan extendida como algunos sugieren. Ya es un crimen y está prescrita una determinada pena. El gobierno estima que la pena de prisión actual es suficiente”. Recordemos que las penas por mantener relaciones con personas del mismo sexo en Etiopía pueden llegar a los 15 años de cárcel, ampliables hasta los 25 años si se produce una infección por VIH.

Hussein también informaba de que la gran manifestación homófoba prevista para el sábado 26 de abril en la capital, Adís Abeba, ha sido desautorizada. La movilización había sido organizada por el Foro de la Juventud de Adís Abeba y la Asociación Weyiniye Abune Tekelehaimanot, vinculada a la iglesia ortodoxa etíope. El ministro de Información quería distanciarse de estos grupos, asegurando que el gobierno no apoyaba la convocatoria ni tenía previsto en su agenda el incrementar las sanciones contra la homosexualidad, tal como exigían los convocantes.

Dereje Negash, presidente de Weyiniye Abune Tekelehaimanot, declaraba que habían sido miembros de su misma confesión quienes habían solicitado al gobierno la retirada de la autorización para las movilizaciones. Sin ocultar su contrariedad y su fanatismo, Negash añadía que “actualmente estoy siendo amenazado por la comunidad gay por organizar de la manifestación. A pesar de las amenazas, voy a proseguir con mi lucha contra la comunidad gay. Creo que he recibido una llamada de Dios para realizar esta tarea. Y la haré incluso si es cuestión de vida o muerte”.

@DosManzanas

Related Posts

“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual
Los 5 besos gay más importantes de la TV Aquellos primeros besos entre dos hombres que a muchos han hecho estremecer
Starbucks: ¿parte de la agenda gay? ¿Por qué nos volvemos locos con que en su anuncio aparezcan dos mujeres de la mano? 

Tags: