Exsacerdote gay argentino contrae matrimonio con su pareja

Él ya sabía que era gay. Lo tenía tan claro que a los doce años no dudó en decírselo a su madre, quien intentó de todas las maneras que su hijo reprimiera su verdadera orientación sexual. Andrés Gioeni, que acaba de cumplir 43 años, siempre aceptó su homosexualidad pero aquella bronca de su madre le inclinó a probar las relaciones heterosexuales. Todas fueron un fracaso, así que decidió entregarse al celibato e ingresar en un seminario.

En el año 2000 se convirtió en cura y durante muchos años vivió en el error de haber conducido su vida por unos derroteros que no le correspondían. Sin embargo, explica que tomó la decisión porque “no sentía pasión en las relaciones sexuales”. El sexo con las mujeres fue un auténtico desastre para este excura reconvertido a modelo de ropa interior y con una nueva vida.

La carrera del atractivo cura de Mendoza prometía tanto que los ojos del Arzobispado estaban puestos en él. Pero, Gioeni se dio cuenta a tiempo y descubrió el amor en una web de citas. Hizo las maletas, dijo adiós a su ciudad natal y se trasladó a Buenos Aires sin dinero y con el convencimiento de que en su vida mandaba él. Reconoce que fueron “tiempos difíciles”, sobre todo en la gran urbe y capital argentina donde no conocía a nadie.

Andres_Gioeni

La suerte le sonrió una vez que tomó las riendas de su vida. Gracias a su pasado como cura y a la formación en Teología y Filosofía pronto encontró un empleo en una editorial religiosa. Este fue solo el principio porque, al final,Andrés probó suerte como modelo de ropa interior tras encargar un catálogo de su propio cuerpo en el que aparecía en posturas nada eclesiásticas.

Tuvo tanto éxito que una revista gay se puso en contacto con él y lo colocó en portada. La publicación ‘Imperio’ dio el pelotazo. Andrés posó desnudo para ella y toda Argentina ha podido ver las fotos del antiguo sacerdote de Mendoza. Su familia se escandalizó por el impacto de las fotos. Asimismo, ha sido expulsado del Episcopado hace ya casi un año.

Pero, Andrés Gioeni ha ido más allá y ha escrito una carta al Papa Francisco, su compatriota, a quien ha pedido que “incentive una mayor profundización en la teología moral sexual acerca del lugar y la experiencia de la persona homosexual”.

Andrés vive desde hace diez años con Luis. Afirma que es feliz y que todo el camino recorrido ha merecido la pena para llegar hasta donde está ahora. Es su vida y así la quiere vivir. Su próximo meta, el 7 de marzo en el Registro Civil de Martínez, en Buenos Aires. Allí contraerá matrimonio con su novio. Habrán pasado 14 años desde que se quitó la sotana.

@cascara_amarga

Related Posts

Suburra de Netflix muestra un deseable personaje gay Spadino lucha con sus deseos sexuales reprimidos
Estudio prueba que las parejas gay son más felices Tienen lazos más fuertes ya que no buscan entrar en roles de género
“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual

Tags: