Iglesia impugna prohibición de bodas gay en Carolina del Norte

En un nuevo ataque legal contra una prohibición estatal al matrimonio entre personas del mismo sexo, este lunes una liberal iglesia protestante interpuso una demanda contra Carolina del Norte alegando ser anticonstitucional restringir la libertad religiosa al prohibir a los miembros del clero bendecir a las parejas homosexuales y lesbianas.

La demanda, presentada por la Iglesia Unida de Cristo ante un tribunal federal de distrito, constituye la primera medida en su tipo tomada por alguna congregación religiosa para impugnar las leyes estatales relativas al matrimonio. La denominación, la cual dice contar con casi un millón de seguidores a nivel nacional, desde el 2005 apoya los matrimonios del mismo sexo.

“No interpusimos esta demanda para que los demás se adaptaran a nuestras creencias, sino pare reivindicar el derecho que todas las religiones tienen de ejercer libremente sus costumbres religiosas”, dijo Donald C. Clark Jr., asesor general de la Iglesia Unida de Cristo.

El grupo religioso argumenta que una ley de Carolina del Norte que penaliza la celebración de matrimonios sin acta emitida por el estado viola la libertad de expresión. Clark señaló que Carolina del Norte permite a sus funcionarios religiosos bendecir a las parejas del mismo sexo casadas en otras entidades, pero, fuera de dichos casos, les prohíbe realizar “bendiciones religiosas y ritos matrimoniales” a parejas del mismo sexo y que “si en su iglesia efectúan una ceremonia matrimonial a alguna pareja del mismo sexo, son sujetos a acciones judiciales y procesos civiles”.

La Iglesia Unida de Cristo es secundada en el caso por un sacerdote luterano, un rabino, dos ministros unitarios universalistas y un pastor bautista, así como por varias parejas del mismo sexo. Las partes actoras manifestaron que la ley matrimonial de Carolina del Norte “representa una ilícita intervención gubernamental en la estructura interna y las costumbres de las religiones de los denunciantes”. 

El acusado en el caso, el procurador general de Carolina del Norte Roy Cooper, ha señalado creer que debe derogarse la prohibición que su estado hace sobre el matrimonio del mismo sexo, pero también prometió defender las leyes estatales “cuando existan argumentos legales”. Este lunes, su vocera, Noelle Talley, dijo no tener comentarios acerca del caso de la Iglesia Unida de Cristo.

El caso es uno de los casi 70 que impugnan las prohibiciones a los matrimonios entre personas del mismo sexo alrededor del país, de acuerdo con Evan Wolfson, fundador y presidente de Libertad para Casarse, una organización que apoya el matrimonio del mismo sexo. Wolfson dijo que muchos líderes religiosos han respaldado las uniones legales entre personas del mismo sexo, pero que el litigio de la Iglesia Unida de Cristo resulta poco común, siendo un reflejo de los enérgicos esfuerzos realizados en Carolina de Norte a fin de evitar el matrimonio del mismo sexo.

“En su ahínco por seguir denegando la libertad para casar, los funcionarios de Carolina del Norte están implementando asimismo una medida que atacó la libertad religiosa que dicen apoyar al penalizar y tratar de que pierdan fuerza los religiosos que tienen posturas distintas”, dijo Wolfson. “El grado al cual llegó Carolina del Norte por denegar la libertad de casar terminó discriminando también en base con la religión al restringir la expresión y la capacidad de los ministros de hacer sus trabajos”.

Pero Tami Fitzgerald, directora ejecutivo de la Coalición para los Valores de Carolina del Norte, la cual se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo, se mofó de la medida legal al calificarla como “la demanda de la semana interpuesta por quienes desean imponer en Carolina del Norte el matrimonio entre personas del mismo sexo”.

“Resulta tanto irónico como triste el hecho de que, pretendiendo seguir las enseñanzas cristianas, una denominación religiosa entera y su clero acudan a los tribunales con el propósito de justificar sus creencias equivocadas”, dijo Fitzgerald mediante comunicado. “Estas personas simplemente son revisionistas que distorsionan las enseñanzas de las Escrituras para justificar la revolución sexual, no la santidad marital”.

@diariodejuarez

Related Posts

Chile está a un paso de legalizar el matrimonio gay Las parejas del mismo sexo han podido realizar uniones civiles desde el 2015
Alemania podría legalizar el matrimonio gay Las uniones de parejas del mismo sexo son permitidas en Alemania, más no el matrimonio
Airbnb hace campaña a favor del matrimonio gay La campaña propone que los australianos lleven un anillo negro
Brasil aprueba unión estable y matrimonio gay Brasil registró 4,854 matrimonios entre personas del mismo sexo en 2014

Tags: