John Fletcher, general y sacerdote abiertamente gay, capellán general castrense de Canadá

johnfletcherEl general de brigada y sacerdote anglicano John Fletcher, de 51 años, es el nuevo capellán general castrense del Ejército de Canadá. Fletcher es, por tanto, el máximo responsable de la atención religiosa a los miembros de las Fuerzas Armadas de ese país, uno de los más avanzados del mundo por lo que a visibilidad y normalización social del hecho homosexual se refiere.

Fletcher es abiertamente gay desde hace más de dos décadas, poco después de que en 1992 la justicia canadiense pusiera el definitivo punto final a la normativa que impedía a gays, lesbianas y bisexuales servir abiertamente en el Ejército de Canadá. El sacerdote y militar reconoce hoy día que antes no se atrevió a revelar públicamente su homosexualidad por miedo a que ello supusiera el fin de su carrera militar, a la que se dedica en cuerpo y alma desde hace 33 años.

El nuevo capellán general castrense, cuyo nombramiento se conoció en febrero pero que no ha tomado posesión hasta septiembre (tras el retiro de su predecesor) es muy consciente de que algunos pueden encontrar raro e incluso escandaloso que un sacerdote pueda ser tanto militar como gay, pero no parece temer que ello vaya a suponer problema alguno en el desempeño de sus funciones. Tampoco el Ejército parece preocupado. Según un portavoz militar, las Fuerzas Armadas de Canadá no hacen seguimiento de si sus miembros son gays, lesbianas o bisexuales. El propio Ejército canadiense se muestra incapaz de asegurar si Fletcher es o no su oficial abiertamente gay de más alta graduación. Lo que sí confirma el propio Fletcher es que al menos él es el primero en ocupar la capellanía general.

@DosManzanas

Related Posts

“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual
Los 5 besos gay más importantes de la TV Aquellos primeros besos entre dos hombres que a muchos han hecho estremecer
Starbucks: ¿parte de la agenda gay? ¿Por qué nos volvemos locos con que en su anuncio aparezcan dos mujeres de la mano? 

Tags: