Las preguntas que jamás debes hacer durante el sexo

En una relación se debe poder hablar de todo, pero hay temas que es mejor no tratarlos en la cama.

Hoy queremos recopilar las preguntas que no deberías hacer en la cama si quieres mantener una relación positiva y que no genere dramas innecesarios. En una relación se debe poder hablar de todo, pero hay temas que es mejor no tratarlos en la cama o te puedes arriesgar a que el sexo se acabe en el momento en que formules estas preguntas:

¿En qué estás pensando?

Esta pregunta está prohibida, porque si no está pensando en lo bien que se lo está pasando contigo, estamos teniendo un problema ya desde el principio. Al hacer esta pregunta te arriesgas a obtener una respuesta que no es precisamente la que querías, así que apunta, esta pregunta es la primera a evitar.

¿Te falta mucho?

De la misma forma que existe gente con eyaculación precoz, hay otras personas a las que les cuesta más terminar. Lo último que necesitan es que tú lo estés presionando. Ayúdale a terminar, seguro que así se sentirá mejor, cuando mucho, pregúntale si está bien, si necesita algo.

¿Te duele?

Puede parecer romántico y atento, pero piensa una cosa: si has llegado al punto en el que le tienes que preguntar a tu pareja sexual si está sufriendo con la relación es que no estás entendiendo nada. El sexo, especialmente el anal, puede ser doloroso, por eso es importante, desde el principio, dejar las cosas claras y ser lo más vocal posible para evitar estas situaciones.

¿Eso fue todo?

La versión contraria del ¿Te falta mucho?, pero igual de desagradable. Todo el mundo puede tener un día en el que, con la excitación, termine antes de tiempo. Puede ser frustrante, pero eso no quiere decir que tengas que ser maleducado y ridículo. Si ves que ya ha acabado, intenta encontrar otras formas de jugar, mucho más sutiles y sugerentes que no sean un golpe en plena cara diciéndole que ha terminado mucho antes que tú.

¿Puedes parar?

Si has tenido que llegar a la situación en la que preguntas esto, es que algo está saliendo más que mal. La otra persona no te capta, tu no te has hecho entender… sea como sea, siempre comunícate. Es uno de los momentos más íntimos de una persona, así que ten la confianza del mundo y habla las cosas antes, para que nadie se venga arriba y empiece a hacer cosas que no te gustan.

¿La tengo grande?

Preguntas retóricas, solo creadas para enaltecer tu orgullo. Si tienes un pene enorme, o simplemente un pene grande, tu ya lo sabes, y si el otro lo quiere reafirmar, ya lo hará, pero no seas tan arrogante como para preguntárselo.

¿Tu ex lo hace mejor?

Si en una cita está prohibido hablar de exes, en la cama también. Habrá quién tenga fetiches con ello y mientras los dos estén de acuerdo, no pasa nada, pero probablemente, compararte a ti con los exes de tu novio o viceversa, no va a llevar a nada bueno.

¿Te gustó?

No preguntes a tu pareja si le ha gustado. Tú mismo lo puedes notar por la forma en la que ha reaccionado. Básicamente le estás haciendo lo mismo que cuando te atienden en un servicio técnico y luego te pasan una encuesta telefónica para que los califiques.

Related Posts

Estudio prueba que cada vez más hombres tienen sexo con mujeres sin quererlo La razón que todos confirmaron fue la misma: presión social.
Desodorante busca eliminar el “aroma de macho” Ese aroma que muchos disfrutan, podría tener los días contados.
La mayoría de los hombres gay mayores están solteros La encuesta fue realizada por la AARP y se entrevistó a 1,782 adultos LGBTQ.
Cuba tendrá su hotel gay de lujo El resort estará ubicado en Cayo Guillermo y se espera sea inaugurado durante la primera mitad del 2019.

Tags: