Las series más costosas de Netflix

Mucho se habla de los $20 billones de dólares en deuda que Netflix ha adquirido para producir grandes series, comprar derechos y atraer más suscriptores, sin embargo, ¿cuales son estas series?

Esta es una lista de las series más costosas que Netflix ha producido, muchas de las cuales ya han sido incluso canceladas.

The Crown

El presupuesto inicial para esta serie considerada la más cara de la historia, fue de $130 millones para la primera y segunda temporada. The Crown fue todo un éxito para la crítica, pero se quedó lejos de pegarle a su rival Game of Thrones.

The Get Down

Algunos estiman que The Get Down fue incluso más cara que The Crown, sobre todo considerando que fue todo un fracaso, siendo cancelada después de la primera temporada. La primera temporada costó $120 millones.  

Sense8

Este serial de ciencia ficción puede ser considerada la producción más arriesgada de Netflix, costando alrededor de $9 millones por episodio, con lo que la primer temporada tuvo un costo de $108 millones.

Marco Polo

Esta serie buscaba ser el Game of Thrones de Netflix, sin embargo, jamás llegó a eso. La serie tuvo un costo de $90 millones por 10 episodios, sin embargo, tan solo logró producirse la segunda temporada antes de ser cancelada.

House of Cards

Sin duda, la serie original más exitosa de Netflix. El show tenía un presupuesto de $50 millones para su primer temporada, un costo que le costó trabajo aprobar al director ganador del Oscar, David Fincher. En este caso, fue todo un éxito, logrando 5 temporadas.

Related Posts

Más hombres desnudos en la segunda temporada de Elite Estamos obsesionados con los hotties de la serie de Netflix.
Elite temporada 2 muestra a Ander y Polo teniendo sexo Spoiler Alert: La escena de Arón Piper y Álvaro Rico es sumamente candente.
Netflix presenta serie de Jim Henson con puppets gay Netflix presentó la serie The Dark Crystal: Age of Resistance, basada en la cinta homónima de 1982, The Dark Crystal.
Timothée Chalamet llega a Netflix con The King La película narra el surgimiento del rey Enrique V de Inglaterra.