Los jóvenes son más infelices que nunca

Al parecer los medios sociales nos están haciendo bastante infelices. 

Una nueva encuesta ha revelado que la generación Z (18-22) se sienten realmente solos.

El estudio fue realizado entre 20,000 norteamericanos de todas las edades por la aseguradora Cigna, y afirma que esta generación tiene un 48 en la escala de soledad, comparada con la que hasta ahora había sido la generación más sola (aquellos de más de 72 años) que habían obtenido 39 puntos en la misma escala.

El estudio se basó en la Escala de la Soledad

El estudio se basó en un sistema ideado por la Universidad de California, llamado la Escala de la Soledad. Este sistema evalúa las reacciones de los individuos a una serie de afirmaciones con las siguientes respuestas: siempre me siento así, a veces me siento así, raramente me siento así y nunca me siento así. Las afirmaciones incluyen frases como: me siento muy infeliz de hacer tantas cosas solo, me siento desplazado, etc.

Los medios sociales nos hacen infelices

A pesar de que es difícil definir la soledad, ¿no tendrá que ver con que uno se siente más solo al estar constantemente viendo lo que los demás están haciendo? Habrá paz y tranquilidad al saber que tus amigos se están divirtiendo en Cancún mientras tú estas en casa viendo Instagram. Después de una década de vivir esta dinámica, al parecer los medios sociales nos están haciendo bastante infelices. 

Aún peor, el estudio encontró que la soledad tiene el mismo efecto mortal que fumar 15 cigarros al día, haciendo de este mal incluso más peligroso que la obesidad.

Related Posts

Cómo la tecnología está cambiando la masturbación masculina ¿Has oído hablar de la "masturbación oportunista"?
5 tips para eyacular más Para muchos gays el problema no es que no puedan eyacular, sino que la cantidad que expulsan al eyacular es decepcionante.
Elite de Netflix está cargada de escenas sexuales Elite es como una especie de Gossip Girl en Viagra.
Se estrena la serie web gay Jaded Jaded cuenta la historia de un hombre ordinario viviendo en una ciudad extraordinaria: San Francisco.

Tags: