Más pruebas de bodas cristianas de homosexuales en la Edad Media

boda gayA veces, me da la sensación de que vamos para atrás como los cangrejos y mira que hablar de la Edad Media como época de tolerancia y convivencia se me hace extraño pero es que al parecer hay más de una prueba de que las bodas cristianas homosexuales estaban permitidas, eran bien toleradas y cada oveja con su pareja y más a gusto que nada. Este tipo de cosas a veces me lleva a plantearme eso de¿Viva el progreso? Supongo que como en todo, habrá veces que sí y otras que no.

A día de hoy el buen matrimonio cristiano se define como la unión de un hombre y una mujer, hasta ahí ya lo sabemos, lo que no sabía yo es que en la Edad Media, época histórica de desigualdades y atropello de los derechos humanos donde las haya, se celebraban bodas entre personas del mismo sexo como algo habitual o al menos eso asegura el historiador John Richard Boswell, autor del libro Las uniones del mismo sexo en la Europa antigua y medieval.

Mientras estudiaba documentos de documentación para su libro descubrió que los cristianos griegos de los siglos X y XI bendijeron oficialmente “uniones del mismo sexo”. Lo mejor es que la iglesia Ortodoxa griega no lo desmiente pero le enfurece el término y las denomina “confraternizaciones“.

Prueba de ello es el curioso icono del monte Sinaí que representa a San Sergio y San Baco, dos varones y además santos que se están casando bajo la atenta mirada y aprobación del mismísimo Jesucristo. Me quedo muerta, matá.

Boswell afirma que existían análogas “disposiciones para bendecir la unión de dos hombres“ entre loscristianos eslavos desde el año mil, que habrían perdurado en Europa hasta la época moderna. Hasta que por alguna razón desconocida desaparecieron.

Pero amigos, aún hay más, en la Francia de la Edad Media también hay señales (estamos por todo chico, es normal) aunque esta vez es el especialista en la Edad Media Allan A. Tulchin, el que afirma que existían especiales uniones masculinas, los llamados “contratos de hermanamiento” por los que los “hermanos” (“affrèrés” – “frères”) se comprometían, delante de testigos, a vivir juntos compartiendo “pan, vino y bolsa”.

Total, que a la vista de estos datos, me pregunto porque hemos retrocedido en algo que ya estaba socialmente aceptado y normalizado hace mil años y en pleno siglo XXI seguimos con medio mundo legalizando y el otro medio mundo indignadísimo de la muerte, por dicha legalización. Quiero pensar que sí, que avanzamos y prueba de ello es de donde ha salido la info de este post del mismísimo foro de curas de Bizcaia ¡Jarrrrl!

Evidentemente, nadie está en condiciones de comprobar las consecuencias concretas de esta amable cohabitación, pero una cosa es clara: ninguno de los buenos cristianos de aquel tiempo se escandalizaba por ello.

@AmbienteG

Related Posts

“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual
Los 5 besos gay más importantes de la TV Aquellos primeros besos entre dos hombres que a muchos han hecho estremecer
Starbucks: ¿parte de la agenda gay? ¿Por qué nos volvemos locos con que en su anuncio aparezcan dos mujeres de la mano? 

Tags: