Movimiento queer: ni hombre ni mujer, ni homosexual ni heterosexual

El movimiento queer pretende normalizar las relaciones sexuales y sentimentales para llegar a un mundo libre de prejuicios. ¿Cómo? Huyen de los géneros (masculino o femenino), de las identidades (hombre o mujer) y de las orientaciones sexuales(homosexual o heterosexual)

En un momento en el que está de moda poner nombre a todo, aparece un movimiento que huye de cualquier tipo de clasificación. Los queer son personas que consideran que los géneros, las identidades sexuales y las orientaciones son construcciones culturales.

La palabra se ha utilizado de manera despectiva para referirse al colectivo gay y otras minorías sexuales. La cosa cambia cuando feministas y activistas lesbianas se apropian del vocablo para usarlo como medio reivindicativo de una sexualidad más libre, plural y sin estereotipos. El desarrollo del movimiento queer comienza a calar en la sociedad durante los años 90 como una respuesta a la marginación que sufrían determinados colectivos, como los afectados por el virus del VIH.

Contra la opresión de las minorías

Los queer tratan de romper con la desigualdad y los roles establecidos que oprimen a minorías atendiendo a su orientación o identidad sexual. Lesbianas que visten como hombres, hombres heterosexuales que aman vestirse de mujer y tienen mujer e hijos, o gays que se excitan manteniendo relaciones con mujeres.

La diversidad es riqueza. En el mundo globalizado en el que nos encontramos, se establecen multitud de relaciones diferentes entre sí. El movimiento queer trata deluchar contra términos que crean una sociedad esclava y pretende normalizar las relaciones sexuales y sentimentales para llegar a un mundo libre de prejuicios.

@sentidog

Related Posts

Suburra de Netflix muestra un deseable personaje gay Spadino lucha con sus deseos sexuales reprimidos
Estudio prueba que las parejas gay son más felices Tienen lazos más fuertes ya que no buscan entrar en roles de género
“Love, Simon”: el amor gay adolescente La película está protagonizada por Nick Robinson y Josh Duhamel
Estudio: la orientación sexual es genética Se encontraron dos variantes de genes que al parecer están conectados con la orientación sexual

Tags: